miércoles, 19 de enero de 2022

Mastín merinero


La Alameda de Cervantes es el parque por excelencia de la ciudad de Soria. Popularmente es conocido como La Dehesa, de quien se tiene constancia de existir ya en el s.XII, siendo históricamente un lugar de pasto para el ganado. Hoy día es un fantástico jardín botánico.

En 2016 en la zona de la llamada Fuente de Tres Caños, se colocó una escultura del autor soriano Carlos Sanz Aldea. Se trata de la figura de un mastín merinero. Es un homenaje a la trashumancia (pastoreo adaptado a los terrenos productivos, sobre todo ovejas merinas) y a la importancia de la Mesta en la historia de Soria. La escultura está confeccionada con la técnica del trencadís (invención de Gaudí para aprovechar piezas de cerámica rotas) y supera los tres metros de largo. Está ideada para que los niños se suban encima y sirva de inspiración y memoria. La Mesta fue una organización ganadera creada en el s.XIII por Alfonso X el Sabio que daba privilegios y que trataba de evitar conflictos en el gremio.

martes, 11 de enero de 2022

Muralla recuperada


A comienzos del s.XIII Sancho VII el Fuerte de Navarra ataca Soria. No es hasta finales de siglo cuando Sancho IV de Castilla, hijo de Alfonso X el Sabio, decide amurallar la ciudad (4.100 metros de perímetro). Esta construcción de mampostería se adaptaría a los dos cerros incluídos en la protección (el Mirón y el Castillo). La muralla desaparece casi en totalidad en 1812, en el transcurso de los acontecimientos de la Guerra de la Independencia.

Solo tres tramos pueden observarse actualmente: en los márgenes del Duero (foto), en la parte de atrás de los edificios de la calle Puertas de Pro y en el Parque de Santa Clara. Con un presupuesto de un millón de euros, el Ayuntamiento de Soria ha recuperado (levantando y consolidando) el paño que va desde el Puente de Piedra hasta la ermita del Mirón. Hay tres torres: una cuadrada, una redonda y otra tercera que se ha descubierto según se excavaba el terreno (también cuadrada y arreglada como mirador hacia el río).


martes, 28 de diciembre de 2021

Alto Real


En el 134 a.C., el Senado de Roma decidió mandar a su general más famoso, Publio Cornelio Escipión Emiliano, para acabar con la resistencia de Numancia. Comprometido a aislarla, creó un férreo cerco instalando siete campamentos en los cerros de alrededor. Además, en las confluencias del Duero con el Tera, por un lado, y con el Merdancho, por otro, se construyeron fortines para impedir el paso fluvial. Tras once meses de asedio (y veinte años de guerras), Numancia fue arrasada, pero sus pobladores prefirieron morir a entregarse al enemigo. 

Alto Real fue uno de esos campamentos. Es un lugar estratégico para el control del río Duero, pero los arqueólogos encontraron escasos restos, lo que llevo a suponer a Adolf Schulten (excavó Numancia entre 1905 y 1912 y la dio a conocer al mundo) que sus barracones y empalizadas fueran de madera para albergar a tropas ibéricas auxiliares, mercenarias de los romanos. Es un campamento rodeado por dos de sus cuatro lados por el Duero, de una extensión de unas 8 hectáreas, con fosos y terraplenes. Actualmente este paraje está en la Lista Roja del Patrimonio. Una urbanización de 288 viviendas se ha instalado en el lugar y, para contrarrestar críticas, se ha recreado con tablones y piedras la supuesta planta del campamento. Instalación totalmente deteriorada a día de hoy. 

jueves, 23 de diciembre de 2021

Dos ojos


Golmayo es un pueblo cercano a Soria (unos 4 kilómetros) que tiene un puente romano de dos ojos que sirve para cruzar el río del mismo nombre (de unos 12 kilómetros de largo) que nace en el Pico Frentes y desemboca en el Duero, ya en el término municipal de Soria. El puente mide 2,80 metros de altura y 8 metros y medio de longitud. Según el censo de 2020 Golmayo tiene 2.778 habitantes. Los sabinares de la Sierra de Cabrejas, la cascada de La Toba y el encinar de Camparañón, son algunos de los entornos naturales de la zona. La iglesia de la Asunción es gótica, del s.XV.

La mitad de los habitantes de este pueblo residen en la urbanización Las Camaretas, a dos minutos de la capital y a dos pasarelas peatonales que salvan dos carreteras (hacia el Polígono Industrial y a Burgos, pasando por Valonsadero), que durante muchos años constituían una demanda de los habitantes de Soria para acercarse al Centro Comercial allí situado. 

domingo, 12 de diciembre de 2021

Pradera


El parque más famoso de Soria se denomina Alameda de Cervantes, pero la gente lo conoce como La Dehesa. Es el pulmón de la ciudad (tampoco es que el aire de Soria esté, precisamente, muy contaminado). Ya en el s.XII se tiene constancia de la existencia, extramuros, de una dehesa que alimentaba a los ganados de la población. Parece ser que por allí había una iglesia dedicada a San Andrés, lo que hizo que se conociese este entorno como Dehesa de San Andrés. Pinos y abetos rodean la inmensa pradera para regocijo de niños y mayores. En 1905, para conmemorar el tercer centenario de la publicación de El Quijote, se le cambia el nombre como homenaje a su autor. En 2019 se colocan unas letras de pino soriano (la foto está sacada desde la O) realizadas por una empresa local. 

Este parque soriano tiene más de 9 hectáreas y dos son los símbolos más característicos: la ermita de la Soledad (del s.XVI, antiguo humilladero) y el Árbol de la Música (templete de estructura de hierro forjado que rodea a un castaño de indias). El "Alto" de la Dehesa ha sido en la memoria de muchos sorianos el paraje perfecto para disfrutar de una exhibición de fuegos artificiales. 

sábado, 4 de diciembre de 2021

Cinco rosas


La ermita de los Santos Mártires de Garray (Soria), podría haberse terminado de construir en el año 1231, ya que es la fecha esculpida en uno de sus sillares exteriores. Estamos hablando, pues, de románico tardío. Existía aquí un templo antes, que se destruyó y del que únicamente se pudo salvar la pila bautismal (podría ser del s.XI) y que está todavía en la actual ermita. Está dedicada a los santos Nereo, Aquileo, Domitila y Pancracio, mártires de los primeros tiempos del cristianismo, cuyos restos fueron traídos desde Roma. Solo la cabecera y la puerta del edificio son del s.XIII ya que los muros norte y sur fueron construidos después sobre cimientos originales. 

La portada sobresale ligeramente y está decorada en la parte superior por canecillos figurados (cuatro cabezas humanas, una arpía y un centauro). Tiene tres arquivoltas, algo adornadas las interiores, que apean sobre jambas y en un par de columnas cuyos capiteles tienen animales fantásticos. El tímpano muestra una gran roseta rodeada de otras cuatro más pequeñas y envueltas por una cenefa semicircular de arquillos con cabecitas en el interior. Las rosáceas hacen referencia con sus pétalos al número 8 de la regeneración y la fertilidad. Podría asociarse a la idea del Pantocrátor y los cuatro evangelistas.

jueves, 25 de noviembre de 2021

Medio cuerpo


El busto de medio cuerpo de San Saturio, patrón de Soria, se alza sobre una columna churrigueresca frente a la ermita del Mirón. Esta edificación ya existía en el censo de 1270 de construcciones religiosas de la ciudad. En el s.XVIII se echa abajo toda la iglesia de traza románica, excepto el ábside (hoy sacristía) y se elabora un edificio barroco. Es en el año 1755 cuando se encarga al escultor Juan Antonio Miguel el monumento en piedra del exterior, costada por un canónigo Beneficiado de la Insigne Iglesia Colegiata de San Pedro, Felipe Moreno Medina (según dice una inscripción en el monumento). Sobre una base triangular se levanta una columna en tres cuerpos sobre el que se colocó el busto del santo (el medio cuerpo es una imagen muy icónica, pero en el interior de la ermita hay un cuadro con San Saturio de cuerpo entero).

San Saturio fue un noble visigodo soriano que vivió en el s.VI y que abandonó su acomodada vida para irse a meditar a una cueva. La imagen de la Virgen del Mirón que se venera en la ermita data del s.XIV y sostiene al niño Jesús sobre su pierna izquierda y una manzana en la mano derecha. Es la patrona de los labradores de Soria.