miércoles, 30 de noviembre de 2022

Iglesia de la Virgen


La iglesia de la Virgen de Tobed es un modelo de la tipología mudéjar basado en el templo-fortaleza estructurado en una única nave de tres tramos, con cabecera recta organizada en tres capillas que se comunican entre sí y que se abren a la nave mediante tres grandes arcos apuntados. Un bello alfarje de madera tallada y policromada soporta el coro a los pies de la nave. Ya exista en el s.XI una iglesia dedicada a Santa María, pero la necesidad de afirmar el poder que tenía la Orden del Santo Sepulcro en los alrededores de Calatayud, hizo que en 1356 se comenzara a construir un nuevo templo. Los muros están decorados con pinturas de motivos geométricos y vegetales y sobre las capillas del presbiterio discurre una tribuna que rodea la nave que, mediante hermosos ventanales decorados, llega  la luz del exterior. 

En el Museo Parroquial de Tobed se guardan piezas religiosas tanto de esta iglesia como de la parroquial de San Pedro. Los tres altares frontales dedicados a San Juan, la Virgen y María Magdalena tuvieron hasta principios del s.XX tres retablos realizados por el taller de Jaume Serra. Vendidos y repartidos por distintos museos y colecciones, ahora se han podido recuperar algunas tablas y se encuentran en el Museo del Prado. 

martes, 29 de noviembre de 2022

Tobed


La iglesia de la Virgen de Tobed (Zaragoza) es, desde 2001, Patrimonio de la Humanidad añadido a la Arquitectura Mudéjar de Aragón. Se trata de un templo fortaleza que se comenzó a edificar en 1356 promovido por la Orden del Santo Sepulcro y bajo el amparo del rey Pedro IV, que llenó de joyas mudéjares (musulmanes que se quedaron bajo las normas del cristianismo) a lo largo del s.XIV. El maestro de obras del edificio fue Mahora Calahorri, que da nombre al espléndido Museo que tiene este pueblo de menos de 300 habitantes (en el llamado Palacio del Prior) y donde Victoria (directora de Territorio Mudéjar, asociación de ayuntamientos que gestiona este patrimonio cultural) te explica cuidadosamente las características de estas manifestaciones artísticas. Luego, ya en el templo, admiramos su artesonado y sus ventanales bellamente decorados por donde entra la luz desde el paseo de ronda de la iglesia. Un museo de arte religioso (con una reliquia de San Valentín) completa la visita.

En Tobed también entranos a la iglesia de San Pedro (estaban restaurando un Cristo) y a la tienda donde compramos una torta de nueces y unos mantecados de almendra del horno El Dulce Mudéjar. Por Tobed pasa el río Grío y en sus huertas hay frutales y olivos. Las sierras ibéricas Vicor y Algairen envuelven y, de alguna forma, aislan la población. 

viernes, 11 de noviembre de 2022

Confitería Cubero


En la calle Pasión de Valladolid se encuentra la fascinante Confitería Cubero. Proyecto personal de Enrique Cubero Román (1924-1997), se trata de un establecimiento de mil metros cuadrados abierto en 1980 y que cuenta con salón de té, obrador y un Museo del Dulce (donde se muestran los edificios más representativos de la ciudad realizados en azúcar con la técnica del pastillaje). Su trayectoria profesional se inicia cuando se hace propietario de la pastelería donde aprendió el oficio. Una profesión que había heredado de sus abuelos, pasteleros Proveedores de la Casa Real y que completó con estudios de dibujo, modelado y talla en la Escuela de Artes y Oficios. Aquí se venden las tradicionales almendras garrapiñadas de Villafrechós (el pueblo donde nació Enrique), amarguillos, empiñonados, tartas, pastas de té, pasteles y bollería (probamos con el café con leche un suculento lazo). En sus paredes, una excepcional colección de cucharillas de café. 

En la imagen, la reproducción de la iglesia de la Antigua, el Ayuntamiento y palomares castellanos. El pastillaje es una técnica pastelera que consiste en mezclar azúcar tamizado, clara de huevo, gelatina y glucosa. 

jueves, 10 de noviembre de 2022

Patio Herreriano


El Museo Patio Herreriano de Valladolid es un espléndido escaparate de arte contemporáneo que se encuentra localizado alrededor de uno de las claustros renacentistas del monasterio de San Benito en Valladolid. El claustro del s.XVI fue construido por Juan de Ribero Rada (dos siglos después de que se construyera el monasterio) y muy bien restaurado permitió inauguar en 2002 un museo de arte actual. Tiene un programa de exposiciones variadas y complementarias que ocupan sus enormes 9 salas. 

El artista Alberto Peral coloca un muro con un agujero en la capilla de los Condes de Fuensaldaña, el escultor Ángel Ferrant (1890-1961) muestra su particular universo (incluyendo un cuadro de Maruja Mallo), fotografías que retratan la España de los años 50 a 80 del siglo pasado, arquitectos ofrecen su imaginación para las construcciones de bodegas y una serie de objetos cotidianos o imaginados de la colección Sandretto Re Rebaudengo se colocan en suelos y paredes. Todo un viaje hacia las sensibilidades artísticas desde 1918 (año en que el museo inicia la colección) hasta hoy.

domingo, 9 de octubre de 2022

El castillo


En el año 1929 el arqueólogo Blas Taracena señaló las posiciones de una serie de castros en la serranía soriana que debieron existir entre los siglos VI y IV a.C. y que los vinculó a las tribus celtibéricas de los pelendones. Eran terrenos en lugares elevados (más de 1000 metros de altura), en posiciones estratégicas y con elementos defensivos. En la zona de El Valle marcó los siguientes "castillos o castillejos": Hinojosa de la Sierra, Langosto, El Royo y Valdeavellano de Tera. 

El Castillo de Hinojosa de la Sierra (foto) fue un poblado fortificado localizado sobre un alto rocoso en la sierra de Carcaña. El castro, de planta oval, tiene una superficie de 5800 metros cuadrados, rodeado de una muralla que, en ciertas zonas, tiene la típica disposición de piedras hincadas para contribuir a los elementos de barrera de protección. La cultura castreña soriana, situada en las zonas altas donde nace el Duero, permitió el nacimiento en siglos posteriores de ciudades más importantes y más influyentes, como la mítica Numancia. 

jueves, 8 de septiembre de 2022

Confituras Goya


En el año 1886 Manuel Goya abre su tienda de dulces y velas en la calle Mateo Moraza de Vitoria. Su hijo Saturnino hereda el negocio y lo traslada a la zona del "Ensanche de la estación", la calle Eduardo Dato 6 (foto). Es con José, la tercera generación, en 1929, cuando se crean ya los productos que harán de este negocio el éxito singular que lo caracteriza, los famosos bombones de praliné llamados "vasquitos y nesquitas" (toda una seña de identidad de Vitoria). Además, su matrimonio con Teresa hará que se fusionen dos pastelerías históricas de la ciudad (casi enfrente de ésta). Con la siguiente generacíón, se abren nuevas tiendas y se moderniza la producción y con la quinta generación, que es la actual, se expanden a otras ciudades.

De Vitoria nos trajimos bombones y de Laguardia vino. Dólmenes, iglesias románicas, barras con pintxos, poblados celtíberos, murallas medievales, salinas, pórticos de esculturas góticas, bosques de hayedos y robledales, alfarería antigua, mosaicos romanos y retablos renacentistas. Fascinante Álava.

miércoles, 7 de septiembre de 2022

Samaniego

                                                                                                                                                                      En la Rioja alavesa, entre Labastida y Laguardia, se encuentra la localidad de Samaniego, que fue plaza militar con misión de vigilancia transfronteriza, de cuyas fortificaciones ya solo queda el torreón circular al lado del cual se construyó después el templo actual. Es la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del s.XVI, con planta de cruz latina, de portada barroca flanqueada por dos columnas corintias. El pueblo tendrá alrededor de 300 habitantes y en su recorrido te encuentras con el Palacio de Samaniego, hoy convertido en hotel de lujo, edificio del s.XVII con fachada de sillería de piedra y escudo de armas. 

También en un edificio singular se encuentran las Bodegas Remírez de Ganuza (una manzana de edificios compuesta de antiguos caserones del centro del pueblo, fundada en 1989). La historia de Samaniego está ligada a sus viñedos, a gentes que aman la tierra y lo demuestran ofreciendo vinos hechos con esfuerzo y dedicación.