Río Duero

Río Duero

miércoles, 26 de noviembre de 2014

El Molino


Situado en la Avenida del Paralelo de Barcelona y abierto en 1898 como barracón de madera en el que se daban espectáculos, no fue hasta 1910 cuando se construyó un edificio, que en 1929 y hasta 1997, en que cerró, ofrecía en su fachada el nombre y las populares aspas rojas. Tras años de dudas sobre su futuro, en el año 2010 abrió un nuevo local totalmente nuevo pero con el espíritu que tuvo durante todo el siglo XX: ofrecer cabaret, music-hall, café-conciertos, striptease, humor y magia.

Granito de Sal, Lola Montiel, la Bella Dorita, Yvette René, Pipper, Johnson, Escamillo,  Christa Leem, Amparo Moreno, Lita Claver (la Maña), Merche Mar y The Chanclettes son algunos de los artistas que han pasado por aquí a lo largo de su historia.

martes, 25 de noviembre de 2014

Palacio Güell


Construído entre 1886 y 1890 el Palacio Güell es una obra de Antoni Gaudí para el empresario, industrial y mecenas Eusebi Güell. Está situado en la calle Nou de la Rambla, 3 y 5, en Barcelona. La forma de distribuir el espacio y la manera en que entra la luz al interior del edificio son las características principales de la casa. Piedra, madera, hierro forjado, cerámica y vidrio son materiales con los que Gaudí quiso expresar formas y diseños que se integraron a la vida social y cultural que tenía la familia. Un hermoso salón central para actuaciones musicales (al que se tenía acceso sonoro desde todas las habitaciones de la casa), las caballerizas del sótano, las distintas salas y dependencias y, sobre todo, la hermosa terraza con veinte chimeneas son algunas de las maravillas que se pueden contemplar en la visita. La fachada principal destaca por sus dos enormes arcos parabólicos con puertas de hierro.

Eusebi Güell (1946-1918) fue el principal mecenas de Gaudí. Su padre hizo fortuna en Cuba y, al volver, puso una fábrica de panas. Casado con la hija del marqués de Comillas, le encargó al arquitecto palacios, iglesias y bodegas. Fue impulsor del mundo de la cultura tanto en letras como en música. Alfonso XIII le dio el título de conde. En el año 1878, en la Exposición Universal de París, quedó maravillado ante una vitrina para una casa de guantes y, a raíz de ello, quiso conocer a quien la había diseñado. Gaudí y Güell fueron impulsores de maravillas arquitectónicas únicas.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Bodegas Tío Pepe


La empresa González-Byass se fundó en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1835 por Manuel María González Ángel, asociándose un año después con su agente en Londres, Robert Blake Byass. El jerez Tío Pepe nació en 1844 y debe su nombre a José Ángel y Vargas, un tío del fundador (del que recibió muchos consejos porque Manuel era un joven de 23 años con poca experiencia vinatera). Su logotipo formado por una chaquetilla, una guitarra y un sombrero andaluz es obra del diseñador Luis Pérez Solero, que realizó en 1935 esa imagen asociándola a la idea de "sol de Andalucía embotellado". La bodega es un edificio de dos plantas formado por cuatro módulos cubiertos por bóvedas de hormigón diseñado por Eduardo Torroja en 1960. Un agradable recorrido en un trenecito te lleva a las distinas estancias del lugar, incluyendo los barriles firmados con tiza por famosos.

El cartel luminoso de la marca estuvo colocado en el edificio de la Puerta del Sol, 1, de Madrid desde 1935, convirtiéndose en uno de los iconos más característicos de la capital. Con la reforma del edificio en 2011 fue retirado y, a petición popular, colocado en la Puerta del Sol, 11, en 2014.

El fino es vino característico jerezano por elaborarse con la técnica del velo en flor, que consiste en crear una cámara de aire en la barrica para que crezca una fina capa de levaduras que, al fermentar, dan el peculiar sabor.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Bordón


En el s.XIII, en lo que hoy es el pueblo de Bordón (Teruel), un pastor encuentra la imagen de una virgen escondida entre una carrasca. Esta circunstancia hace que se construya allí una ermita y como toda zona señalada por el designio divino, los templarios del cercano Castellote vieron allí tema para su filosofía: edificaron en el s.XIV una iglesia gótica (la original de la actual) dedicada, lógicamente, a la Virgen de la Carrasca, que ya tiene elementos de los s.XVII-XVIII. Es una nave dividida en seis tramos por arcos fajones, con cubierta de bóveda de cañón y capillas laterales con cupulines con linterna salvo una, la más bella: dedicada a Santa Lucía, con bóveda de crucería de nervios, capiteles con relieves historiados, un pantocrator con la bola del mundo de piedra y un reloj de luna (los rayos se proyectan sobre la pared). En otra capilla encontramos en el cruce del techo una cruz templaria.

Lo mejor de la iglesia es su decoración pictórica en techo y paredes, datada en 1719 y cuidadosamente restaurada. El ave fénix, el cancerbero, una Santa Cecilia tocando el órgano, cabezas de las que salen serpientes... Se cree que esta iglesia fue centro iniciático templario, ya que los soldados venían en peregrinación desde Castellote y en la cripta pasaban la noche únicamente vestidos con una túnica blanca.

Caminando por el pueblo encontramos un portal-pasadizo, posible resto de la antigua fortificacón. Un bordón es un callado o bastón alto que acompaña a los peregrinos en su viaje.

domingo, 9 de noviembre de 2014

Molinos



El barranco de San Nicolás, con su impresionante salto de agua, da personalidad única a Molinos (Teruel). La naturaleza se integra en la vida cotidiana de la población. En un alto tienen una alcazaba (o también llamado castillo calatravo) del s.IX y un torreón de defensa del s.XII. Al lado de ello, una torre campanario del s.XIX (foto), separada de la iglesia de Ntra. Sra. de las Nieves del s.XV, con dos portadas en estilo gótico flamígero (una da a la plaza y otra al ayuntamiento). Su interior es una nave única separada en tres tramos. Unos oportunos óculos iluminan el interior. Cerca está la Casa del Concejo, del s.XVI.

Pero lo más interesante de Molinos, fuera ya del casco urbano, está en las Grutas de Cristal, un fenómeno natural descubierto en 1961 en las entrañas de la tierra que se compone de una serie de estalactitas, estalagmitas y estalactitas excéntricas (de crecimiento vertical), constituyendo un paisaje de formas y colores verdaderamente mágico. Paredes, techos y suelos son el marco de unas formaciones artísticas muy singulares.              

viernes, 7 de noviembre de 2014

Castellote


Castellote (Teruel) se encuentra en medio de un relieve abrupto que, gracias a la erupción fluvial, ha creado un paisaje de profundos y angostos tajos con vegetación de carrascas, pinos y sabinas. Desde lejos se divisa el castillo, con la torre del homenaje y numerosas estancias reformadas en la época de los carlistas. La iglesia de San Miguel es gótica del s.XV, con una bella portada en la que destaca su rosetón. En las calles hay una interesante arquitectura popular (su ayuntamiento está sobre una lonja de arquerías de sillería) y es muy curiosa una fuente de esculturas góticas con la presencia de unos enigmáticos lagartos. También hay palacios y casas nobles. Llama la atención su Torreón Templario, formado de cuatro plantas (museo del Temple) que hasta 1950 fue utilizado como cárcel (integradas las huellas de los presos a la visita). Como torre Albarrana (independiente de la muralla y adelantada a las puertas), ha tenido caracter de vigilancia militar. Al lado, la ermita de la Virgen del Agua.

En Castellote se puede comer muy bien en el restaurante El Batán (revuelto de trigueros con champiñón y longaniza; albóndigas con pimiento, berenjena y tomate y, de postre, un extraordinario flan de galleta y toffee).

domingo, 2 de noviembre de 2014

Mirambel


Mirambel se encuentra en pleno Maestrazgo, al este de la provincia de Teruel. Su casco urbano se encuentra amurallado y la entrada por el arco que sostiene el convento de las monjas agustinas (con sus celosías de yeso en la balconada por el interior) es introducirte en un viaje sin retorno a plena Edad Media. Además de éste, el Portal de las Monjas, hay otros cuatro accesos a la villa. La iglesia de Santa Margarita es barroca y su portada del s.XVII, con arco de medio punto y columnas que sostienen un frontón. El edificio sufrió un terrible incendio en la primera guerra carlista de 1837. La casa consistorial es del s.XVII y tiene arcos de sillería a la manera de las lonjas aragonesas. La casa Aliaga y la Castellot se encuentran en la misma plazoleta y son dos espléndidos palacios renacentistas. El castillo es del s.XIII aunque ha tenido diferentes reformas y usos y hoy día solo se conservan paredes y muros. La huella templaria ha quedado en numerosas piedras a nada que te fijes.

En el Hostal Guimerá nos sirvieron de cena unas perdices templadas y una cuajada casera de las de rebañar el recipiente. Además, la habitación tenía una terracita que daba a la torre de la iglesia iluminada, a los huertos y a la noche estrellada. Pío Baroja inmortalizó el lugar con su obra "La Venta de Mirambel".