Cielo

Cielo

martes, 21 de febrero de 2017

Casa del Común


El Estado Llano de Hombres Buenos de la Ciudad de Soria se reunían en la Casa del Común desde el s.XVI, en este edificio frente a la Casa de los Doce Linajes. Desde el s.XVIII la política municipal sufre reformas y también el inmueble que nos ocupa: ha sido Casa del Peso (que acordaba las medidas de las balanzas), cuartel de la Policía, sede de los Bomberos, Casa de la Cultura, local de ensayo de la Banda Municipal de Música y, actualmente, sede del Archivo Municipal (donde está el Fuero Real otorgado por Alfonso X en 1256). Está construída en silleria y originariamente tenía dos pisos, siendo el tercero añadido en el s.XX. Una placa conmemorando los 75 años de la muerte de Antonio Machado rinde homenaje al poeta, que se casó en la cercana iglesia de La Mayor.

Desde la Edad Media hasta el siglo XIX, el Común (junto con los Doce Linajes y el Concejo) se encargaban de administrar leyes en la ciudad y velar por el orden. La ciudad se organizaba en 12 cuadrillas o barrios (aunque en algún siglo hubo más), que es el número que rige en las actuales Fiestas de San Juan, cuando el pueblo manda en las calles. Por el Arco del Cuerno se llega a la calle Zapatería.

jueves, 9 de febrero de 2017

Taberna Antonio Sánchez


La Taberna de Antonio Sánchez (Mesón de Paredes, 13) fue fundada en 1830 por el picador de toros Colita. Con el paso de los años se ha convertido en la taberna sin reformar más antigua de Madrid. Es en el año 1884 cuando la compra Antonio Sánchez Ruiz, natural de Valdepeñas y padre del torero Antonio Sánchez (que es a quien está dedicada). Antonio Sánchez tomó la alternativa en 1922 con el toro Fogonero (cuya cabeza está colgada en el local) y, siete años después, se retira a causa de las heridas provocadas por el quehacer de su oficio. Es entonces cuando se hace pintor y traba amistad con Ignacio Zuloaga, que hizo de la taberna su segunda casa donde realizó tertulias y exposiciones. El mobiliario, la barra tallada en madera, los espejos y las lámparas son originales de la época. Lola, la hermana de Antonio, llevó el local hasta que se jubiló en 1979. En la novela "Historia de una taberna" (1945) de Antonio Díaz-Cañabate, se habla de esta tasca.

Las especialidades de la casa son: el rabo de toro, el cocido madrileño, la olla gitana, los callos a la madrileña, los caracoles y las torrijas. Al fondo de la taberna se encuentra un salón muy bien acondicionado para restaurante: allí probamos unas deliciosas tortitas de camarones, unas berenjenas con miel de caña y unas exquisitas croquetas de bacalao. Antonio Sánchez es conocida en Madrid como la taberna de los tres siglos. Una cena para cuatro con cuatro entrantes, cuatro principales, postre y botella de Rioja crianza sale a 30,50 euros por persona.

lunes, 6 de febrero de 2017

Biblioteca Joanina


La Biblioteca de la Universidad de Coimbra (Portugal) fue eregida por Juan V en el s.XVIII. Está situada en el patio de la Facultad de Derecho y es de estilo rococó. En su interior hay tres salas con pinturas en los techos, para lo que se contrató a Antonio Simoes Ribeiro y a Vicente Nunes. Recurrieron a la llamada pintura ilusionista para crear un efecto óptico. El primer techo, nada más entrar, muestra la temática de la Biblioteca y en las molduras aparecen cuatro figuras femeninas que se identifican con los cuatro grandes continentes. En el segundo techo se representa el tema de la Universidad y se hace alusión al honor, la virtud, la fortuna y la fama, estando representados en medallones los sabios latinos Ovidio, Virgilio, Séneca y Cícero. En el techo de la tercera sala se hace referencia a la Enciclopedia y en las molduras están los conocimientos y los artes y las ciencias. Al fondo, el retrato del rey que la mandó construir, pintura atribuída a Giorgio Domenico Duprá. Escaleras y balcones facilitan el acceso a las estanterías de madera dorada y policromada, donde están los libros (unos sesenta mil).

La puerta, enmarcada por columnas jónicas, tiene la siguiente leyenda en latín: "Este es el emplazamiento que la Augusta Coimbra dio a los libros, para que la biblioteca le corone la frente". Posiblemente la energía y la vibración silenciosa de estas salas (prohibido fotos) fuesen los ingredientes de la emoción que aún hoy, ocupa orgullosa nuestra mente y nuestros recuerdos de este viaje al centro de Portugal.

jueves, 2 de febrero de 2017

Salinas de Aveiro


Zanjas, canales, estanques y lagunas forman el paisaje de las salinas de Aveiro (Portugal). Desde tiempos inmemoriables, en la ría se ha explotado la sal. En el s.XV había 500 explotaciones y aunque hoy día la actividad ha decaído, se sigue manteniendo un espacio para su realización. Los paisajes y el patrimonio están asegurados en el futuro gracias a la voluntad de conservación. Por una entrada de 4 euros hicimos una visita guiada a las salinas "Grá Caravela" y "Peijota". Nos explicaron el proceso de circulación de las aguas y la formación de la sal, el trabajo del "marnoto" y la "salineira", nos enseñaron la fauna (gaviotas) y la flora (salicornia). Tienen aquí también un espacio para el baño (por un 1 euro te ofrecen servicio de vestuario y ducha después de disfrutar de un agradable relax con barro y agua salada). Por supuesto compramos un paquete de sal fabricado en Gafanha de Nazaré (municipio de al lado).

Este escenario se encontraba en el canal de Pirámides, a tan solo un cuarto de hora caminando desde el centro de Aveiro.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Museo Nacional Machado de Castro


En el subsuelo de la ciudad de Coimbra (Portugal) todavía hay huellas de la ciudad romana de Aeminium. Donde hoy está el Museo Nacional Machado de Castro estuvo el foro y puedes visitar el criptopórtico romano (foto), una serie de galerías abovedadas distribuídas en dos pisos y conectadas por aberturas a la manera de un laberinto. En el museo hay colecciones medievales de orfebrería y escultura, pintura al temple, imagenería barroca, azulejos con explicaciones de astronomía o matemáticas provenientes de colegios de la Compañía de Jesús. Un caballero medieval del Maestro Pero (s.XIV) y una Última Cena en terracota de Hodart (un encargo de 1534 para el Monasterio de la Santa Cruz de Coimbra) fueron piezas que nos sorprendieron. El museo abrió sus puertas en 1913 y está ubicado en el antiguo Palacio Episcopal.

Joaquim Machado de Castro fue un escultor y pedagogo nacido en Coimbra que fue nombrado escultor de la Corte en el año 1782. Una estatua ecuestre suya de Jose I preside la plaza del Comercio en Lisboa.

martes, 31 de enero de 2017

Judería de Guarda


Cerca de la llamada Puerta de El Rey (una de las entradas de la antigua muralla medieval), se encuentra la Judería de Guarda (Portugal). La presencia de los judíos aquí está documentada desde el s.XIII y llegó a ser una de las más importantes de la comarca de Beira Interior. Se ha localizado en los alrededores de la actual parroquia de San Vicente (en el interior del recinto amurallado, una iglesia barroca que corresponde a una obra del s.XVIII y que tiene en su interior paneles de azulejos historiados con temas como la Anunciación, la Adoración de los Magos o la Huída a Egipto). El edificio de la foto se encuentra en la calle Amparo y correspondería a un local de le época. Sastres, zapateros, curtidores, herreros, tejedores, peluqueros, físicos, cirujanos, orfebres y carpinteros tenían sus talleres y consultas a lo largo de estas calles. La casa típica tenía dos puertas: la más ancha daba acceso a la tienda y la más estrecha, a la vivienda (en el piso de arriba). Multitud de marcas cruciformes se pueden observar en las piedras de las fachadas.

Los judíos de Portugal fueron expulsados por el rey Manuel I en los años 1496-97.

jueves, 26 de enero de 2017

Museo Grao Vasco


Vasco Fernandes (1475-1520), conocido como Grao Vasco, fue uno de los pintores más importantes de la historia de Portugal. Comenzó trabajando en la catedral de su ciudad, Viseu -concretamente es el creador de su retablo-, posteriormente realizaría el de la catedral de Lamego. También es el autor de un magnífico Pentecostés que se encuentra en la sacristía del monasterio de Santa Cruz en Coimbra. Su estilo es una transición entre el periodo manuelino y el del renacimiento, con interesantes influencias de la pintura flamenca.

En el Adro da Sé, una enorme plaza que enmarca la catedral de Viseu, se encuentra el museo que lleva su nombre y en el que se pueden observas sus obras y, también, la de otros pintores de su época. Son muy interesantes su imagen de San Pedro y de la Adoración de los Reyes Magos (donde aparece un indio por primera vez en una cuadro). El museo se fundó en 1916 en el llamado Palacio de los Tres Escalones (Palacio Episcopal de granito iniciado en 1593). Escultura religiosa de los siglos XVI a XVIII, mobiliario y objetos decorativos, retratos de José de Almeida Furtado (la baronesa Eugenia Cándida con bigote) y pintura naturalista y modernista portuguesa de los s.XIX y XX completan este interesante lugar.