Poblado

Poblado

sábado, 15 de agosto de 2015

Puente sobre el Duero


El puente sobre el Duero a su paso por Soria debe tener su origen allá por el s.XII. En el s.XVI se acometen importantes obras de refuerzo y acondicionamiento (incluso derribando una iglesia cercana para aprovechar sus piedras). Tuvo dos torreones: uno en el centro y otro junto a la puerta de Navarra (derribada en 1848), que era una de las entradas de la histórica muralla medieval que rodeaba a la ciudad. Está construído en sillares de arenisca y consta de ocho ojos con arcos de medio punto, siendo el central de mayor anchura que los demás. Antes de entrar a la ciudad, a la izquierda de la imagen, se encuentra el Fielato, antiguo almacén de grano hoy convertido en Centro de Recepción de visitantes y sala de exposiciones.

En los años 50-70 del siglo XX, este lugar fue uno de los más queridos por los sorianos (y concretamente el entorno desde donde está hecha la foto) porque aquí se encontraban "las barcas del Augusto", merendero, baile y paseos en barca.

jueves, 13 de agosto de 2015

Calle Caballeros


La calle Caballeros de Soria va desde el Palacio de los Marqueses de Alcántara (s.XVII) -donde se encontraba la Puerta de Rabanera de la muralla medieval-, hasta casi llegar a la plaza donde se alza la iglesia de Ntra. Sra. del Espino (s.XVI), en dirección al castillo. Es una calle que tuvo sus buenos palacios y, en uno de ellos, se encuentra el restaurante Baluarte que lleva Óscar García (Mejor Cocinero de Castilla y León 2013). También en el camino encontramos la iglesia románica de San Juan de Rabanera (s.XII) y la Diputación Provincial (con ocho estatuas en bronce de personajes históricos sorianos, como Alfonso VIII, Sor María de Jesús de Ágreda o Diego Laínez).

La Casa solariega de los Salvadores (uno de los doce linajes sorianos) también está en esta calle (s.XVII), como otros edificios señoriales restaurados de la mejor manera posible.

miércoles, 12 de agosto de 2015

Calle Zapatería


La calle Zapatería de Soria va de la plaza del Rosel y San Blas (donde está el monumento de los Doce Linajes conocido popularmente como La Tarta), hasta la plaza de la Fuente Cabrejas (donde está el convento de las carmelitas fundado por Santa Teresa en 1581). Es una de las calles de lo que podría denominarse el casco histórico de la ciudad, que aquí viene a ser lo mismo que las casas más viejas de la ciudad (de esas que se están cayendo y que, en algunos casos, han sido restauradas con más o menos gusto). En la calle Zapatería está la Librería Macondo y la Pastelería Félix Hernández (donde son típicos los caballitos), en un agradable intento de dotar de comercios con estilo a una calle que durante muchos años estuvo un poco deprimida.

En esta calle hay algún que otro bar en plan garito nocturno y, tradicionalmente, es la zona donde se concentran las juergas de los Carnavales. En el número 22 hay una casa rehabilitada que conserva el arco con puntas de diamante de lo que debe ser una de las portadas más antiguas de Soria. Hay alguna que otra casa señorial que permite hacerse una idea de lo que fue una de las calles más importantes de la ciudad.

martes, 11 de agosto de 2015

Arco del Cuerno


Para ir de la calle Zapatería a la Plaza Mayor de Soria hay que pasar por el Arco del Cuerno, llamado así porque desde aquí salían los toros para los festejos taurinos que se celebraban en la plaza. Un trozo de cuerno está incrustrado en la parte alta interior del arco (la leyenda dice que un toro pegó un salto y ahí quedó la huella), que soporta la llamada Casa del Común, que fue sede durante siglos del Estado Llano de Hombres Buenos de la Ciudad de Soria, y donde se conservan los Fueros otorgados en su día a sus habitantes. Es un edificio que ya existía en el s XVI pero fue reformado en el XVIII. Atravesar este arco supone encontrarse con el ayuntamiento, el Palacio de la Audiencia, la iglesia de Santa María la Mayor, la llamada Torre de Doña Urraca y la Fuente de los Leones.

Actualmente la Casa del Común (lo que vemos en la foto es la parte trasera) es sede del Archivo Histórico Municipal.

domingo, 9 de agosto de 2015

Murallas de León


La muralla romana de León tiene su origen en el s.I a.c. cuando tan solo era un campamento militar llamado Legio VII. En un principio estas fortificaciones eran de madera, pero conforme fue estableciéndose una ciudad, se construyeron en piedra. Lo que se ve ahora procede de los s.III y IV, con materiales más resistentes y de 5 metros de grosor por 10 de alto, con sus característicos cubos o torres de planta semicircular. El tramo de la parte sur corresponde a lo construído en el s.XIV por Alfonso VI, en plena época medieval. En el s.XIX gran parte de la muralla se derribó. En la Avenida de las Cubos (desde la catedral hasta la Plaza del Espolón) es donde mejor se puede contemplar el trazado de la muralla, una vez que han desaparecido las casas y viviendas que había entre medias. Justamente al llegar a la plaza, aparece la Puerta Castillo o Arco de la Cárcel, que es una de las entradas al casco viejo de León. En el Parque del Cid hay un tramo que se puede recorrer caminando por la propia muralla. Y también es muy agradable de recorrer la denominada calle de las Cercas.

Bajo la hermosa catedral gótica, hay unas espectaculares termas romanas de los s.I y II y que tuvieron uso hasta el s.IV (baños y letrinas).

Frente al escenario de la foto, la Hospedería Fernando I ofrece puerros de Sahagún y bacalao al ajoarriero, para acabar con buen sabor de boca una jornada histórica.


sábado, 1 de agosto de 2015

Tudela


Mezcla de culturas musulmana, judía y cristiana, un paseo por Tudela (Navarra), sorprende por la cantidad de palacios y casas señoriales que te esperan a la vuelta de la esquina, la mayoría renacentistas del s.XVI como el Palacio del Marqués de San Adrián o la Casa del Almirante (foto), de tres plantas con decoración de figuras antropomorfas en alto relieve en su fachada de ladrillo. El trazado de las calles es un poco anárquico, prueba de la existencia de adarves (barrios judío y árabe). La Catedral es del s.XII, de la época de Sancho VI, pero con añadidos a lo largo de los siglos (en su construccción se aprovecharon los cimientos de la antigua mezquita). Tiene tres puertas, la de Santa María, la del Juicio y la de la Virgen, las tres bellamente decoradas. La torre es renacentista del s.XVII y el retablo fue pintado en el XV por Pedro Díaz de Oviedo.

La Plaza de los Fueros es uno de los centros más populares de la ciudad. El Ebro a su paso por Tudela se encuentra con un espectacular puente de 17 arcos. La Torre Monreal se cree que fue una atalaya musulmana, pero hoy vemos lo modificado en forma octogonal en el XIX. El ayuntamiento es un edificio reformado sobre lo edificado en el XV. La iglesia de la Magdalena fue construída en el s.XII sobre un templo mozárabe.

Ir de tapas por Tudela es una experiencia extraordinaria: alcachofa rellena en Strauss Concept, calabacín y espárrago rebozados en Moncayo 2 y acelga envuelta en almendra picada en Aragón fueron las apuestas ganadoras en una jornada muy agradable de recordar.

domingo, 26 de julio de 2015

Valderrobres


Situado en una colina y con acceso por un puente medieval que atraviesa el río Matarraña, Valderrobres (Teruel) tiene dos motivos suficientes para dedicar una jornada: el castillo y la iglesia. Entrando por el Portal de San Roque (foto) se entra en una Plaza Mayor donde se encuentra su ayuntamiento del s.XVI (con una lonja de arcos de medio punto) y la Fonda La Plaza (un caserón del s.XIV que es una de las hospederías más antiguas de España). Caminando por sus estrechas calles llenas de recovecos, llegas a su Castillo-Palacio, construído en el s.XIV sobre lo que ya existía del XII (con su salas de las caballerizas, capitular, de las chimeneas, la cocina, la sala de los leones y la cámara dorada). El recinto del castillo es irregular, adaptándose al terreno donde está enclavado. En el momento de nuestra visita, en una sala exponían grabados de Picasso.

Por su parte, la iglesia de Santa María la Mayor es una construcción gótica, asociada al castillo, que tiene un esplendoroso rosetón en la portada. Muy destruída por el paso del tiempo, una Asociación Cultural local decidió restaurarla con esfuerzo y dedicación logrando su objetivo en el año 2009.

En el Museo de Valderrobres (al modo de un centro de interpretación), te explican la presencia del arte gótico, renacentista y barroco en la zona del Matarraña. A pocos kilómetros se encuentra la cascada de 20 metros El Salto, en un maravilloso enclave natural. En la cafetería Casalduc puedes pedir una casqueta rellena de calabaza, y en la terraza del bar Pipin´s (antes de entrar por el puente, desde donde se tiene una panorámica completa de toda la población), te sirven una deliciosa torrada de pollo, pimiento y queso. La cesta de la compra de Valderrobres está clara: melocotones en almíbar, jamón, vino y miel.