Cielo

Cielo

martes, 21 de marzo de 2017

Per-Olof Olsson


El pintor naïf sueco Per-Olof Olsson nació en 1949 y su educación artística es autodidacta. El ambiente de sus cuadros son plazoletas de pequeñas ciudades suecas que se hubiesen congelado en el tiempo de los años 60 del s.XX, con sus pastelerías, floristerías, cafés y tiendas de comestibles. Dado que él proviene de familia pastelera, esta temática casi siempre es detallada en sus cuadros, como también la música (él ha formado parte de un grupo de coral de tenores). Olsson tiene su estudio en la ciudad de Helsingborg. La relación con la gente del puerto y los marineros le inspiran también ideas.

El cuadro que vemos se titula "¿Qué haces esta noche?" y acompañado de otro, puede contemplarse en la Exposición de Arte Naïf Europeo que se celebra en la Galería Éboli de Madrid (Plaza Ramales s/n) hasta el próximo 12 de mayo de 2017.

lunes, 13 de marzo de 2017

Thérese Coustry


Thérese Coustry nació en 1950 en Casteau (Bélgica) e inspirada por el arte, la música y la naturaleza, llena los cuadros que pinta de toda la poesía posible. Gentes que trabajan en el campo, charlan y son felices, protagonizan sus lienzos, en los que los colores y los detalles cubren cada rincón de la tela. Ilustradora de libros y calendarios, Thérese expone desde 1973 en Europa, Japón y Estados Unidos. La mirada hacia los cuadros naïf ha de ser la de los niños: bondad, ternura, simpatía e ingenuidad. En la foto, su obra Chez Hortensia.

Dos cuadros de ella y de otros 49 pintores más, pueden admirarse en la Exposición de Arte Naïf Europeo que se mantendrá abierta hasta el 12 de Mayo de 2017 en la Galería Éboli, Plaza Ramales s/n, Madrid.

lunes, 6 de marzo de 2017

Sylvie Marcel


Dice Sylvie que todos sus cuadros parecen historias que comenzasen con "érase una vez..." Personajes, colores, perspectiva, composición y argumento componen cada trozo de su obra, a la manera de un cuento mágico y feliz, como todo artista naïf debe mostrar. Nacida en Marsella (Francia) en 1960, estudió en Lyon y posteriormente se trasladó a vivir al sur. Dibujaba desde pequeña, es autodidacta y a raíz de exponer sus obras en 1985, empezó a notar la calurosa acogida de público y crítica. En el año 2010 es elegida artista revelación en el Festival de Arte Naïf de Verneuil-sur-Avre (Francia). En 2012 obtuvo el Premio Éboli a la artista extranjera más votada. Serenidad y poesía impregnan los detalles de sus pinturas. En la imagen, Tiempo de lavanda.

50 pintores de 14 países europeos (y China como país invitado), mostrarán sus cuadros en la Exposición de Arte Naïf Europeo que estará abierta desde el 10 de Marzo hasta el 12 de Mayo de 2017 en la Galería Éboli de Madrid (Plaza Ramales s/n). Lógicamente, habrá dos cuadros de Sylvie Marcel.

martes, 21 de febrero de 2017

Casa del Común


El Estado Llano de Hombres Buenos de la Ciudad de Soria se reunían en la Casa del Común desde el s.XVI, en este edificio frente a la Casa de los Doce Linajes. Desde el s.XVIII la política municipal sufre reformas y también el inmueble que nos ocupa: ha sido Casa del Peso (que acordaba las medidas de las balanzas), cuartel de la Policía, sede de los Bomberos, Casa de la Cultura, local de ensayo de la Banda Municipal de Música y, actualmente, sede del Archivo Municipal (donde está el Fuero Real otorgado por Alfonso X en 1256). Está construída en silleria y originariamente tenía dos pisos, siendo el tercero añadido en el s.XX. Una placa conmemorando los 75 años de la muerte de Antonio Machado rinde homenaje al poeta, que se casó en la cercana iglesia de La Mayor.

Desde la Edad Media hasta el siglo XIX, el Común (junto con los Doce Linajes y el Concejo) se encargaban de administrar leyes en la ciudad y velar por el orden. La ciudad se organizaba en 12 cuadrillas o barrios (aunque en algún siglo hubo más), que es el número que rige en las actuales Fiestas de San Juan, cuando el pueblo manda en las calles. Por el Arco del Cuerno se llega a la calle Zapatería.

jueves, 9 de febrero de 2017

Taberna Antonio Sánchez


La Taberna de Antonio Sánchez (Mesón de Paredes, 13) fue fundada en 1830 por el picador de toros Colita. Con el paso de los años se ha convertido en la taberna sin reformar más antigua de Madrid. Es en el año 1884 cuando la compra Antonio Sánchez Ruiz, natural de Valdepeñas y padre del torero Antonio Sánchez (que es a quien está dedicada). Antonio Sánchez tomó la alternativa en 1922 con el toro Fogonero (cuya cabeza está colgada en el local) y, siete años después, se retira a causa de las heridas provocadas por el quehacer de su oficio. Es entonces cuando se hace pintor y traba amistad con Ignacio Zuloaga, que hizo de la taberna su segunda casa donde realizó tertulias y exposiciones. El mobiliario, la barra tallada en madera, los espejos y las lámparas son originales de la época. Lola, la hermana de Antonio, llevó el local hasta que se jubiló en 1979. En la novela "Historia de una taberna" (1945) de Antonio Díaz-Cañabate, se habla de esta tasca.

Las especialidades de la casa son: el rabo de toro, el cocido madrileño, la olla gitana, los callos a la madrileña, los caracoles y las torrijas. Al fondo de la taberna se encuentra un salón muy bien acondicionado para restaurante: allí probamos unas deliciosas tortitas de camarones, unas berenjenas con miel de caña y unas exquisitas croquetas de bacalao. Antonio Sánchez es conocida en Madrid como la taberna de los tres siglos. Una cena para cuatro con cuatro entrantes, cuatro principales, postre y botella de Rioja crianza sale a 30,50 euros por persona.

lunes, 6 de febrero de 2017

Biblioteca Joanina


La Biblioteca de la Universidad de Coimbra (Portugal) fue eregida por Juan V en el s.XVIII. Está situada en el patio de la Facultad de Derecho y es de estilo rococó. En su interior hay tres salas con pinturas en los techos, para lo que se contrató a Antonio Simoes Ribeiro y a Vicente Nunes. Recurrieron a la llamada pintura ilusionista para crear un efecto óptico. El primer techo, nada más entrar, muestra la temática de la Biblioteca y en las molduras aparecen cuatro figuras femeninas que se identifican con los cuatro grandes continentes. En el segundo techo se representa el tema de la Universidad y se hace alusión al honor, la virtud, la fortuna y la fama, estando representados en medallones los sabios latinos Ovidio, Virgilio, Séneca y Cícero. En el techo de la tercera sala se hace referencia a la Enciclopedia y en las molduras están los conocimientos y los artes y las ciencias. Al fondo, el retrato del rey que la mandó construir, pintura atribuída a Giorgio Domenico Duprá. Escaleras y balcones facilitan el acceso a las estanterías de madera dorada y policromada, donde están los libros (unos sesenta mil).

La puerta, enmarcada por columnas jónicas, tiene la siguiente leyenda en latín: "Este es el emplazamiento que la Augusta Coimbra dio a los libros, para que la biblioteca le corone la frente". Posiblemente la energía y la vibración silenciosa de estas salas (prohibido fotos) fuesen los ingredientes de la emoción que aún hoy, ocupa orgullosa nuestra mente y nuestros recuerdos de este viaje al centro de Portugal.

jueves, 2 de febrero de 2017

Salinas de Aveiro


Zanjas, canales, estanques y lagunas forman el paisaje de las salinas de Aveiro (Portugal). Desde tiempos inmemoriables, en la ría se ha explotado la sal. En el s.XV había 500 explotaciones y aunque hoy día la actividad ha decaído, se sigue manteniendo un espacio para su realización. Los paisajes y el patrimonio están asegurados en el futuro gracias a la voluntad de conservación. Por una entrada de 4 euros hicimos una visita guiada a las salinas "Grá Caravela" y "Peijota". Nos explicaron el proceso de circulación de las aguas y la formación de la sal, el trabajo del "marnoto" y la "salineira", nos enseñaron la fauna (gaviotas) y la flora (salicornia). Tienen aquí también un espacio para el baño (por un 1 euro te ofrecen servicio de vestuario y ducha después de disfrutar de un agradable relax con barro y agua salada). Por supuesto compramos un paquete de sal fabricado en Gafanha de Nazaré (municipio de al lado).

Este escenario se encontraba en el canal de Pirámides, a tan solo un cuarto de hora caminando desde el centro de Aveiro.