Liérganes

Liérganes

martes, 12 de febrero de 2019

Navalcarnero


Navalcarnero es una de las villas hitóricas de Madrid. Tierra de vinos, de cordero y de garbanzos, su agradable plaza de Segovia porticada (foto) es el centro de la población. La iglesia de la Asunción es un templo renacentista  con torre mudéjar donde contrajeron matrimonio Felipe IV y María Ana de Austria. Un retablo y una capilla barroca, destacan en el interior del templo. La ermita de Santa Águeda tiene unas fabulosas pinturas de Alberto Pirrongelli y un conjunto escultórico de Salvador Amaya. En el paseo por Navalcarnero te encuentras en muros los famosos trampantojos de Pirrongelli (Mérida, 1942, muralista cinematrográfico) con temática popular y costumbrista. Dos parques tienen su interés: el Parque Museo al aire libre de Feliciano Hernández (escultor constructivista) y el Parque Histórico de San Sebastián (con esculturas que ponen rostro a la historia). La plaza de la Puerta del Sol, la del Mercado y la del Teatro son otros espacios abiertos muy agradables de recorrer.

En Las Cuevas del Príncipe degustamos un menú de corazones de alcachofas D.O. Navarra y chuletas de cordero lechal a la lumbre, ensalada, botella de vino de la casa, sorbete de limón y surtido de postres. Nos dieron vermú y aperitivo de chorizo y morcilla de cortesía, además de botellas de licores para finalizar. La cosa salió a 46 euros por persona, en reservado excavado en lo más profundo de la cueva, rodeados de aperos de labranza y botellas de vino.

jueves, 7 de febrero de 2019

Palacio Baltà


El Palacio Baltà se encuentra en la Plaza de Jaume I de Vilafranca del Penedès (Barcelona) y es un edificio de origen medieval construído en 1308 por Francesc Babau alrededor de un patio central. Es en 1522 cuando cambia su aspecto hacia la línea gótica que aún permanece. Pertenece a la familia Baltà desde 1859. En el año 1889 el arquitecto August Font restaura la fachada. A partir de la segunda mitad del s.XII la ciudad de Vilafranca se desarrolló como vía que unía las tierras cristianas y musulmanas. Celebraciones religiosas, ferias y mercados congregaron el interés de la población que permitió construir edificios de peso histórico como el Palacio Real (donde murió Pere III el Grande, actual Museo de las Culturas del Vino de Cataluña) y el Palacio Baltà, donde se cree que se firmó la Concordia de Vilafranca en 1461 y que desencadenaría un enfrentamiento entre Juan II de Aragón y los catalanes (por temas de derechos del campesinado). La cosa terminaría con la alianza de Juan con Castilla (casó a su hijo Fernando con Isabel la Católica) y la derrota de Barcelona por no tener aliados en el exterior.

martes, 5 de febrero de 2019

El Clot


El Clot es un barrio de Barcelona que corresponde al antiguo municipio de Sant Martí de Provençals que fue anexionado a la ciudad en 1897. Era una zona rica en zonas de cultivo y, posteriormente, en industrias harineras y textiles. Conjuntos de viviendas y talleres artesanos se fueron formando a lo largo del s.XX. Actualmente es un barrio tranquilo, a la manera de un pequeño pueblo, muy cerca de la Plaça de Gloriès. El parque donde se encontraban las máquinas ferroviarias ha pasado a ser un espacio público para el disfrute de los vecinos. Todavía sobreviven algunas casas bajas como las de la foto. La plaza Valentí Almirall (donde estaba el antiguo ayuntamiento de Sant Martí y lugar de encuentro de castellers) o la calle del Clot (con inicio en la Meridiana y que tiene fachadas modernistas como la antigua Caja de Pensiones o Casa Budesca, fábrica de paraguas) son algunos de los lugares típicos del barrio. El Mercado Municipal fue inaugurado en 1889 y se encuentra en una animada plazoleta rodeada de comercios y cafeterías.



domingo, 3 de febrero de 2019

Teatre Nacional de Catalunya


El Teatre Nacional de Catalunya es un edificio obra del arquitecto Ricardo Bofill y fue inaugurado en 1996. Es un teatro público, dependiente de la Generalitat. Tiene dos salas: la grande con capacidad para 870 personas, y la pequeña en la que caben 450. El estilo arquitectónico es posmoderno, con libre utilización de tendencias históricas, muy ecléctico (que toma referencias de aquí y de allá). Se encuentra situado en la plaza de las Artes, pegando a la avenida de la Meridiana, casi a la altura de Glòries.

En la programación de diciembre del año pasado estaba la obra Alba (o el jardín de las delicias) del dramaturgo Marc Antigau (Barcelona, 1984) y con dirección de Raimon Molins. Es una historia en la que un robot ofrece compañía a una persona que prefiere la tecnología al amor. Está protagonizada por Montse Guallar y Lluís Marco.

jueves, 31 de enero de 2019

Museo del Diseño


El Museo del Diseño de Barcelona reúne colecciones de artes decorativas, textiles, artes gráficas, diseños de productos y elementos de moda. El objeto en sí mismo es el protagonista de lo que aquí se muestra. Desde el s.III (tejidos coptos encontrados en excavaciones de Egipto) hasta nuestros días (la mascota Cobi). Una silla, una batidora, una bicicleta, una lámpara, un abanico, un biombo, un vestido, un vaso o un cartel. Son cuatro las exposiciones que se muestran, una por cada planta del museo: El diseño de productos entendido como patrimonio cultural (el exprimidor Citromatic creado en 1970 por Gabriel Lluelles Rabadá), las colecciones de artes decorativas (un mueble con cajones decorado con temática de El Nacimiento y la Epifanía del s.XVI), la historia y evolución del vestido (un vestido de corte francés del s.XVIII) y la explosión de la comunicación visual de finales del s. XX (cine, publicidad, portadas de libros). El museo fue inaugurado en 2014 y es obra del equipo de arquitectos MBM Arquitectes. Se encuentra en la Plaça de les Glòries, muy cerca de la famosa Torre Glòries (creación de Jean Nouvel).

Atravesando la plaza (enorme) se llega a la calle Aragò donde está Bodega Carol, donde te ofrecen un torrezno de Soria, una ración de queso manchego y una copa de tinto garnacha Ulldemolins (D.O. Montsant), sobre un barril y acomodado en un taburete (entonces te sientes el rey del diseño del buen vivir).

martes, 29 de enero de 2019

Colonia Güell


La Colonia Güell se encuentra en Santa Coloma de Cervelló (Barcelona) y es otra de las joyas que los aficionados a la arquitectura de Gaudí no deben perderse. En 1890 el empresario Eusebi Güell decide alejar su producción textil de los conflictos sociales del centro de Barcelona y crea una colonia industrial compuesta de la propia fábrica y de las viviendas de los obreros. Estuvo funcionando hasta 1973 y se especializó en panas y terciopelos. Hoy día la colonia conserva el ambiente de pueblo tranquilo donde se puede apreciar la huella de la vida cotidiana de los hombres y mujeres que la habitaron. En el recorrido se puede contemplar: bodegas de la cooperativa, la casa del secretario, centro cívico, el ateneo, la escuela y la casa del maestro, la casa del médico, el depósito de agua, masías, el recinto industrial (que no se visita) y la iglesia (foto), que resulta ser una espléndida cripta con un porche fascinante donde dejó volar la imaginación el citado Gaudí. Encima de la cripta estaba proyectado edificar una planta, pero no se construyó.

Un lugar estupendo para comer es El Capritx donde tienen un menú que, por elección, fue: canelón de setas con crema de boletus y parmesano, wellington de ibérico y castañas con guarnición de trinchado de garbanzos y rebozuelos y flan. Con copa de Roca i Mora (D.O.Catalunya), la cosa salió por 23,10 euros.

martes, 22 de enero de 2019

Ermita rupestre de Arroyuelos


Nuestro viaje a Cantabria terminó sumergiéndonos en el s.X. Visitamos en Valderredible la iglesia rupestre de Arroyuelos, que resulta ser una cueva de dos pisos con construcciones de arquitectura mozárabe. Aquí vemos en su interior el arco de herradura, que es donde remata la cabecera de la planta y dos ampliaciones con arcos de medio punto que descargan en un pilar cuadrado central. A lo largo de la nave aparece el elemento de banco corrido, muy característico de estas construcciones. La planta superior tiene una especie de tribuna (con posibilidad de otro piso dadas las marcas que indicarían otra elevación de madera). La iglesia está dedicada a los mártires cordobeses Acisclo y Victoria y se encuentra en un lugar elevado desde donde se divisa la colegiata de San Martín de Elines (a escasos dos kilómetros) y el valle del Ebro. No es la única ermita rupestre que hay en la zona.

Cuatro colegiatas románicas, pueblos medievales, una ciudad con museos y bares, acantilados vertiginosos, cuevas prehistóricas y una estela celta. Apasionante Cantabria.