San Juan de Baños

San Juan de Baños

lunes, 9 de junio de 2014

El Maestrazgo


El Maestrazgo es una comarca situada al este de la provincia de Teruel (y que llega hasta el norte de la de Castellón) que ofrece unos paisajes montañosos llenos de encanto. La capital es Cantavieja. Tienen un museo de las Guerras Carlistas (homenajeando al famoso héroe local Ramón Cabrera), un ayuntamiento del s.XVI -con artesonado de madera- en una hermosa plaza porticada y una nevera medieval. En el restaurante del Hotel Balfagón puedes degustar un exquisito solomillo de cabra montesa con manzana asada y puré de castañas. En La Iglesuela del Cid, su iglesia y su ayuntamiento dan a parar a una plaza con típicos arcos aragoneses. Además venden unos jamones de primera categoría (El Morrón, con denominación de origen).

En Mirambel se entra por el Portal de las Monjas (foto) que tiene un hermoso balcón -ya por dentro- en el convento fundado por Felipe II. En la Fonda Guimerá puedes cenar una deliciosa perdiz al horno. El pueblo tiene multitud de casas señoriales (La Casa Castellot y la Casa Aliaga comparten plaza). En Bordón, la iglesia tiene unas pinturas en las paredes y techos que son de una auténtica belleza. La cruz templaria en una de las capillas certifica que aquello tuvo un pasado cuanto menos intenso. En Castellote se visita el Torreón Templario, al lado de una iglesia, que durante muchos años ejerció de cárcel. En Molinos hay restos de alcazaba, una iglesia con huellas cistercienses, judías e islámicas y, muy cerca, sus maravillosas Grutas de Cristal (estalactitas, estalagmitas y estelectitas excéntricas).

Este Aragón de jamón, templarios, cuevas y carlistas verdaderamente sorprende.

miércoles, 4 de junio de 2014

Rubielos de Mora


A 12 kilómetros de Mora de Rubielos, está Rubielos de Mora (tal cual), ambas poblaciones en la comarca turolense Gúdar-Javalambre. Casas solariegas y edificios nobles forman un conjunto histórico muy agradable de recorrer. Entras por el portal de San Antonio y te encuentras enseguida con su bello ayuntamiento renacentista que tiene un patio porticado muy sugerente. La calle San Antonio te lleva a la iglesia de Santa María la Mayor, que conserva un hermoso retablo gótico del s.XV dedicado a la vida de la Virgen. El portal del Carmen es una salida hacia las eras y al convento de las Agustinas.

Dos hijos del pueblo tienen museo propio: el escultor José Gonzalvo (1929-2010) en el Antiguo Convento de los Carmelitas Descalzos (su obra está repartida por todo Aragón y son fascinantes las decoraciones de las farolas de Rubielos) y el pintor Salvador Victoria (1928-1994) en el Antiguo Hospital de Gracia (sus cuadros son contemporáneos de Lucio Muñoz, Antonio Saura o Juan Genovés).

En Rubielos de Mora hay que comprar las famosas galletas "chicutas" (de chocolate y naranja) y comer en El Aljibe, donde tienen un completo menú de 5 platos (embutidos, ensalada, primer plato, segundo y postre). Las manitas de cerdo con salsa de almendras estaban exquisitas.