San Juan de Baños

San Juan de Baños

miércoles, 31 de julio de 2013

Viveiro


Viveiro es un encantador pueblo de la provincia de Lugo bañado por el Mar Cantábrico. Tiene un casco histórico que viene a ser lo que fue el antiguo recinto amurallado, del que quedan tres puertas: O Valado, A Villa y la plateresca de Carlos V (foto), con arco de medio punto enmarcado con columnillas platerescas y rematado por seis troneras, con el escudo y el busto del emperador. Su iglesia más interesante es la de Santa María del Campo, románica, s.XII. También destacan la de San Francisco y el convento de la Concepción, al lado del cual está la llamada Gruta de Lourdes, una cueva con la figura de una virgen y donde el pueblo pone velas. Sobre el puente romano existente, se erigió en el s.XVI otro con doce arcos, pero tres de ellos ya han desaparecido. En la Plaza Mayor, una estatua de Nicomedes Pastor Díaz. Viveiro es el pueblo donde nació la pintora Maruja Mallo.

En el restaurante O Muro, degustación de tres platos para chuparse los dedos: zamburiñas al horno con virutas de jamón tostado, anchoas en salazón (especialidad de la casa) y revuelto de vieiras y gambas. Muy cerca de Viveiro está la fábrica de cerámica de Sargadelos, fundada en el s.XVIII por Antonio Raimundo Ibáñez. Cerrada en 1875 fue reabierta un siglo después y hoy día es una de las imágenes del diseño gallego.

martes, 30 de julio de 2013

San Martín de Mondoñedo


San Martín de Mondoñedo, a pocos kilómetros de Foz (Lugo), está considerada la catedral más antigua de España. Entre los años 870 y 1112 ya fue obispado del reino de Galicia. Lo que vemos ahora en pie es un edificio románico construído entre los s.X (muros laterales), XI (ábsides laterales) y XII (ábside central). Tiene planta basilical de tres naves separadas por arquerías apoyadas en pilares. Tiene contrafuertes construídos en el s.XVIII para evitar su derrumbe. Dentro, hay unos hermosos capiteles historiados y un antipendio pétreo (un frente de altar) que representa al Padre Eterno y unos ángeles en curiosas escenas que dan pie a todo tipo de interpretación. Encima de una columna, la escena del banquete del rico Epulón y el pobre Lázaro (con un perro lamiendo las heridas a Lázaro).

Allí está la tumba de San Gonzalo, que fue prelado de la sede episcopal y, fuera, el lugar donde, dando un golpe con la zapatilla, surgió una fuente. Es la llamada fuente de A Zapata, cuya agua tiene, lógicamente, poderes milagrosos.

lunes, 29 de julio de 2013

La Playa de las Catedrales


Uno de los monumentos naturales más interesantes de Galicia es la playa de unos 1400 metros que se encuentra en la provincia de Lugo, entre Foz y Ribadeo. Su nombre oficial es Aguas Santas, pero todo el mundo la conoce como Playa de las Catedrales, por las curiosas formaciones que el oleaje ha creado en las rocas, unos arcos de unos 30 metros de altura que recuerdan los arbotantes de una catedral.
Grietas, socavones, bóvedas, galerías y cuevas se van alternando en un laberinto de recovecos mágicos que se pueden conocer caminando si la altura del mar así lo permite, porque en cuestión de minutos, la marea te puede dejar aislado.
Muy cerca de allí, hay un lugar maravilloso para comer. Se trata de El Último Cuplé. Un restaurante en San Miguel de Reinante que tiene un menú de 9 euros consistente en: guiso de judías, carrilleras de ternera, tarta de queso, pan y vino (había otras opciones). Continuando la ruta, te encuentras el castro de Fazouro, justo al borde del mar. Se trata de un poblado datado entre los siglos I y III d.C. en el que se han excavado unos 700 metros cuadrados en una pequeña península. Son viviendas de planta cuadrada con hogares para hacer el fuego. Se encontraron una moneda de Antoniano y una fíbula de bronce que han servido para definir la época en la que se habitó.

viernes, 26 de julio de 2013

Mondoñedo


Pan, aguas y latín son las riquezas de Mondoñedo (Lugo), decía Álvaro Cunqueiro, poeta cuya estatua mira la impresionante Catedral de su ciudad. Data del s.XIII y tiene planta de cruz latina, con tres naves y crucero. Es románica (la portada), gótica (el rosetón) y barroca (la torre) y tiene un bello claustro interior. En una capilla tienen a la Virgen Inglesa, una figura del s.XVI traída, justamente desde Inglaterra.
También es muy interesante su Museo Catedralicio. Al lado de la catedral está el Palacio Episcopal, edificio reformado en el s.XVIII. Hay un impresionante Seminario en un edificio del mismo siglo y una Fuente Vieja con el escudo imperial de Carlos V. La ermita de Ntra. Sra de los Remedios y el Hospital de San Pablo y San Lázaro son de época medieval.
Mondoñedo está enclavado en una zona de valles y laderas, lo que le confiere un entorno paisajístico peculiar. En el barrio de Os Muiños ha habido desde siempre artesanos (forja, cerámica) y numerosos molinos para hacer harina, con la que se fabrica la famosa Tarta de Mondoñedo (cabello de ángel, hojaldre y almendras, coronada con frutas escarchadas).

miércoles, 24 de julio de 2013

Casa de los Mosaicos


En el año 1999, cuando estaban excavando el solar de la calle Doctor Castro 20-22 de Lugo, salieron a la luz los detalles de lo que se identificó como una casa romana: un patio con su atrio, dependencias, una sala con mosaicos, pinturas murales y un hipocausto o sistema de calefacción por aire.
Las investigaciones señalan hacia un importante edificio de finales del s.III o principios del IV. Una gran estancia llamada oecus era la recepción donde el dueño de la casa recibía a los invitados (columnata y mosaico indica el caracter majestuoso del sitio). Dicha sala estaba flanqueada por patios porticados.
En el umbral principal se encontraba la imagen del dios Océano rodeado de símbolos marinos, como señal de riqueza, salud y suerte. Este trozo de mosaico ya había sido encontrado en 1842 y se encuentra actualmente en el Museo Provincial de Lugo. Se conoce como Mosaico de Batitales, porque era el nombre que tenía la calle Doctor Castro en aquella época.
Se cree que la casa romana era el domicilio de un personaje importante, tal vez el gobernador de la urbe, la Lucus Augusti de Roma.

Otra huella romana de la ciudad son las termas que se pueden visitar en el Hotel Balneario y, al lado, para cruzar el río Miño, el puente romano.
En el restaurante Paprica (Nóreas, 10) tienen un estupendo menú de 29,50 a base de cocina creativa (trigueros con jamón, emperador con guisantes y arroz y manzana Granny Smith en cuatro texturas). Se puede acompañar la comida con una copa de vino blanco godello de la Ribeira Sacra.
La asociación Cantigas e Frores preparó en la plaza de la catedral un estupendo festival a base de música y baile que fue una auténtica gozada. Gaitas y panderetas vibrando en el aire.

lunes, 22 de julio de 2013

La muralla de Lugo


Hay muchas formas de entrar en Galicia y, una de ellas, puede ser perfectamente la muralla de Lugo. Dos kilómetros y 100 metros que rodean un casco histórico maravillosamente animado de paseos, plazoletas, callejuelas, iglesias, mercados, bares y una impactante y desconocida huella romana.
Construída con lajas de pizarra, con 72 cubos y 10 puertas, por la muralla de Lugo puedes pasear cómodamente por encima y recorrer la ciudad y tener una visión mágica y cercana (las construcciones de viviendas tanto dentro como fuera del recinto están pegadas) de los seminarios y conventos (la iglesia al poder), los parques (se recuerda a Rosalía), los museos (en el Provincial hay unos mosaicos romanos del s.III y un claustro del s.XV) y los edificios civiles (el ayuntamiento con fachada de 1740, y la diputación en una construcción destinada a hospital).
No te pudes ir de Lugo sin probar la tarta del peregrino en Pastelería Ramón (presentada en plato de Sargadelos) o una ración de lacón en el Mesón da Rúa acompañada de una copita de ribeiro.