San Juan de Baños

San Juan de Baños

domingo, 28 de diciembre de 2014

Alcalá del Júcar


Construído en escalera sobre una montaña, con su castillo arriba y su iglesia a mitad de camino de las calles en cuesta, y rodeado por el río Júcar, que tiene que dar una vuelta para buscarse su salida, Alcalá del Júcar (Albacete) es un pueblo de panorámicas y de ambiente entrañable por la cantidad de cuevas que hay en su interior.

El castillo fue obra musulmana del s.XII, aunque su aspecto actual es la reforma efectuada en el s.XV. Tiene un torreón pentagonal y dos torres circulares, tres plantas de altura y restos de muralla del lugar en el entorno. La iglesia de San Andrés es de los s.XV-XVIII, de planta de cruz latina y bóveda gótica tardía. Delante de ella se encuentra el único rellano que hay en el pueblo. Tienen un Puente Romano de obligado paso entre Castilla y Levante en la Edad Media y una curiosa Plaza de Toros de forma irregular por estar adaptada al terrero. Hay cuevas-bodega en el interior de la población. Nosotros entramos por la de Garadén y salimos por la del Diablo, siendo un gracioso recorrido por pasadizos, habitaciones y estancias llenas de objetos curiosos.

En el restaurante El Moli, tomamos un exquisito menú del día consistente en gazpacho manchego, ensalada, lomo a la brasa, tarta de calabaza y una deliciosa copa de vino de Fuentealbilla por solo 12 euros.

martes, 16 de diciembre de 2014

Alarcón


Un viaje a Alarcón (Cuenca) es como entrar en una aventura medieval de castillos, iglesias, cerros, tabernas, trovadores, puentes, callejones y riachuelos. Visigodos y árabes estuvieron aquí, donde el Júcar da una vuelta tonta para volver a encontrar su camino. El infante Don Juan Manuel (1284-1348) fue dueño y señor del castillo y se construyó para su capricho la torre de los Alarconcillos a las afueras no se sabe muy bien para qué. Luego vino el Marqués de Villena, enemigo de Isabel la Católica, y ocupó el lugar que durante siglos estuvo abandonado a su suerte hasta que llegó el parador de turismo en el s.XX. El ayuntamiento es una construcción de dos plantas del s.XVI, de la misma época que sus dos iglesias principales: la de la Santísima Trinidad y la de Santa María con un maravilloso retablo de estilo plateresco. En la iglesia de San Juan Bautista, el pintor Jesús Mateo ha realizado una interesante pintura mural contemporánea. Desde la distancia, las tres puertas de entrada con sus respectivos perímetros de muralla más o menos conservada, son una carta de presentación perfecta.

Un gazpacho manchego, una costilla de cerdo a la miel y una tarta de queso, acompañado de una botella de vino de Cuenca, cuesta en el Mesón Don Julián 15 euros. Una manera maravillosa de completar una jornada cultural en una villa de ensueño.

viernes, 5 de diciembre de 2014

Entre las ramas de un espino


La iglesia de Nuestra Señora del Espino de Soria es un templo religioso construído en el s.XVI en el cerro del Castillo y de estilo plateresco. Es, después de la concatedral de San Pedro, la iglesia más importante de la ciudad. En el censo de Alfonso X el Sabio de 1270 de los edificios religiosos figura que ya había allí un lugar dedicado a Santa María de Covaleda. La imagen de la virgen en la capilla mayor data de 1953, siendo una réplica de la original que se quemó y que la leyenda dice que se le apareció a un pastor entre las ramas de un espino cerca del pueblo soriano de Covaleda (en plena época de la reconquista). Es una figura sentada que sostiene al niño en la mano izquierda y una manzana en la derecha. Donde antiguamente estaba el retablo hoy se observa un relieve en piedra con las armas de los Beteta y de los Cárdenas. Es un ábside de forma pentagonal.

A la sombra de la iglesia, en el cementerio de la ciudad, está la tumba de Leonor Izquierdo, esposa de Antonio Machado, fallecida el 1 de agosto de 1902 a la edad de 18 años.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Columnas con capiteles


La iglesia de Santo Domingo en Soria estuvo dedicada a Santo Tomé hasta el s.XIX. Tras su espléndida fachada románica del s.XII de estilo francés (un homenaje del rey Alfonso VIII de Castilla a su mujer Leonor de Inglaterra) se abren tres naves en paralelo, las laterales más bajas, siendo de bóveda apuntada la nave central. Se asienta el peso en columnas con capiteles de monstruos, fieras y decoraciones vegetales. Los pilares cruciformes que sostienen dichas columnas son de un empaque impresionante. Un rosetón con ocho lóbulos permite que entre la luz o la oscuridad del exterior. Avanzando hacia el altar, observamos la cabecera renacentista del s.XVI. Entre ambas partes, a la altura de la torre de la iglesia, hay una zona que corresponde también al s.XII pero incluso anterior a las construcciones del rey castellano (que serían restos primitivos de la modesta iglesia anterior).

Una verja de hierro separa los bancos de los feligreses de los asientos de las monjas clarisas que rezan y hacen deliciosos dulces en el convento.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Pueblo Español


Pueblo Español, en Barcelona, es un museo arquitectónico situado en las laderas de Montjuic y creado en 1929 con motivo de la Exposición Universal que allí se celebró. Es obra de Francesc Folguera y Ramón Reventós.
Consta de 117 edificios a escala real, 30 tiendas y talleres y 18 restaurantes. Una calle de Arcos de la Frontera, una torre de Utebo, la Puerta de San Vicente de Ávila, el monasterio románico de Sant Miquel (idealización de distintos lugares catalanes), un convento de Medinaceli, un palacio de Cambados o el ayuntamiento de Valderrobles (foto) son algunos de esos rincones que se pueden disfrutar (por fuera, luego entras y no hay nada, si acaso una tienda). Destaca también el museo de arte contemporáneo Fran Daurel, con cuadros de Miró, Dalí y Picasso.

Entre los talleres que se visitan está uno de cración de objetos de vidrio. También hay interesantes esculturas al aire libre. Es la idealización de la España total: una recreación idealizada de las calles, plazoletas y esquinas más o menos reconocibles.