Barcelona

Barcelona

martes, 13 de junio de 2017

Claustro de Sant Francesc


El claustro de la iglesia de Sant Francesc, en Vilafranca del Penedès (Barcelona) es una construcción renacentista, del s.XVI, que pertenece al antiguo convento de Sant Francesc, que remonta sus orígenes hasta 1242. Importante centro religioso y político, este convento fue lugar de reunión de las cortes catalanas en los s.XV y XVI. Es un claustro de planta cuadrada y dos plantas de galerías cubiertas con columnas toscanas apoyadas en pedestal. En el centro hay un pozo. Paseando alrededor hay dos paneles con azulejos que representan la vida de San Antonio de Padua, restos de la antigua fachada de la sala capitular y el sepulcro de Pere de Sabanolo (1299).

En un lado del claustro está la iglesia, donde se conserva el retablo de la Madre de Dios y Sant Jordi, encargo de las monjas clarisas a Lluís Borrassá allá por el s.XIV en estilo gótico. Al otro lado está el antiguo Hospital de Sant Pere, hoy residencia de ancianos. Actualmente el  cluastro está gestionado por el ayuntamiento y se desarrollan en él actos culturales.

miércoles, 7 de junio de 2017

Calle del Común


La calle del Común, en Soria, va desde Zapatería hasta Aguirre (que es la calle que pasa por delante del Palacio de los Condes de Gómara, el edificio más importante de la arquitectura civil de la ciudad, del s. XVI, que hoy alberga los juzgados). El Común fue una de las instituciones que dirigió Soria desde la Edad Media hasta el s.XIX, y representaba al pueblo llano. Estaba organizado en cuadrillas, que se distribuían en barrios en torno a la parroquia que le daba el nombre.

Se reunían en la llamada Casa del Común, cuyo edificio está a unos pasos, en el otro sentido de esta calle, hacia la Plaza Mayor, cuya fachada puede verse atravesando el edificio por debajo, por el Arco del Cuerno. Se trata de un inmueble reformado en el s.XVIII y donde se guardan los fueros otorgados a la ciudad. Frente a la Casa del Común, la Fuente de los Leones, también de ese siglo.

jueves, 1 de junio de 2017

Torre y capitel


A principios del s.XII (cuando Alfonso I el Batallador de Aragón conquistó Soria) ya existía una iglesia donde ahora se encuentra la concatedral de San Pedro. A mediados de ese siglo se construyó allí un gran templo románico con un fascinante claustro (colegiata de agustinos), que se derrumbaría en el s.XVI (se cree que porque un canónigo quiso construir una capilla y aunque el cantero dijo que era peligroso quitar un pilar, no le hicieron caso y se cayó toda la iglesia). De la época románica solo quedan restos en el brazo sur del transepto y tres de las pandas del claustro (la cuarta se eliminó para que la iglesia renacentista fuese más ancha). Es un claustro de columnas dobles apoyadas en podium. Motivos vegetales, animales fantásticos y reales y escenas de lucha o caza adornan los capiteles. La torre, del s.XVI, es de sillería, de tres cuerpos y rematada con balaustrada de flameros. La construyó Juan Ocampo y tiene siete campanas (su campanillo es del s.XIV).

En la capilla de Ntra. Sra. del Azogue hay una inscripción que dice: "En el año de 1577 se acabó de reedificar esta iglesia en el día de San Pedro de la Cátedra. Habiendo más de ochocientos años que era iglesia".