Barcelona

Barcelona

miércoles, 30 de agosto de 2017

Tríptico de Almazán


En el Centro de Recepción de Visitantes de Almazán (Soria) se encuentra una pequeña joya pictórica poco conocida, olvidada y arrinconada en el tiempo y ahora milagrosamente restaurada y expuesta. Se trata del llamado Tríptico de Almazán, que no es otra cosa que cuatro tablas de pintura policromada atribuídas al pintor flamenco Hans Memling y que resultan ser las dos puertas que cerraban el tríptico.

Son cuatro imágentes, las que vemos en la foto son San Pedro y Santa Isabel de Hungría. Por detrás se muestran las imágenes de San Francisco de Asís y San Bernardino de Siena. Santos franciscanos que recuerdan la presencia de los Reyes Católicos  en el Palacio del Señor de Almazán, D. Antonio Hurtado de Mendoza y que se supone un regalo de los monarcas a la villa (Hemling era pintor que gustaba mucho a los reyes). El Palacio de los Hurtado de Mendoza de Almazán es un edificio particular construído en el s.XV con reformas en el siglo siguiente. Es de estilo renacentista y justamente en dependencias de la planta baja se encuentra el centro de recepción.

sábado, 19 de agosto de 2017

Ortigosa de Cameros


Ortigosa de Cameros (La Rioja) fue nuestro último destino en este particular tour por la tierra del vino y de los monasterios. A la entrada del pueblo, y bajo el macizo calcáreo del Encinedo, rodeadas de encinas y con las huellas de la cantera de la que se extrajo la piedra para la construcción del cercano embalse de González Lacasa, se encuentran las grutas de La Paz y La Viña. La primera tiene 236 metros de larga y la segunda, 114. Espectaculares estalactitas y estalagmitas, junto con caprichosas estructuras creadas por la naturaleza pueden observarse en el recorrido.

El pueblo cuenta con dos barrios con sus respectivas iglesias del s.XVI (San Martín y San Miguel) donde viven sus 245 habitantes. En el paseo te encuentras casonas de piedra. También hay varios puentes para unir las dos zonas del pueblo: uno de hormigón de 1924, que salva el barranco del río Albercos, y otro de hierro (el que se atraviesa para ir a las grutas) que es de 1910 y tiene una altura de 54 metros por la que se recorren sus 56 metros de largo.

Con la maravillosa imagen grabada en nuestra memoria del recorrido por las cuevas donde la lluvia y el viento lograron crear en la roca caliza verdadera poesía, con ese viaje hacia el auténtico interior de La Rioja, dimos por finalizada nuestra apasionante aventura.

viernes, 18 de agosto de 2017

Nieva de Cameros


Apoyado en la Peña Zapatero y al lado del río Iregua, Nieva de Cameros (La Rioja) , con 92 habitantes, es un pueblo con cuestas y arquitectura popular serrana. Sus casas son de mampostería, con entramado de madera y ladrillos, algunas con portadas de sillares de piedra y arcos de medio punto. La iglesia de San Martín, del s.XVI tiene portada gótica y porche con empedrado. Tiene una alta torre que domina toda la zona. En lo más alto de la peña se encuentra el castillo medieval de los señores de Cameros, del que solo quedan paredes ruinosas de mampostería. Cerca de Nieva se encuentra el embalse de González Lacasa, lugar ideal para la práctica de deportes acuáticos.

Los vecinos se dedican fundamentalmente a la ganadería (vacas, yeguas y ovejas) y a la agricultura, con pequeños huertos donde cultivan judías verdes, acelgas, calabacines y lechugas. En otoño celebran unas jornadas en las que van a buscar setas por los alrededores y organizan unos actos culturales.

jueves, 17 de agosto de 2017

Tricio


Tricio tiene 374 habitantes y el edificio religioso más antiguo de toda La Rioja. Aunque no lo parezca, la basílica de Santa María de Arcos (foto) es un templo del s.V construído sobre un antiguo mausoleo romano del s.III, en el que se utilizaron restos procedentes de la antigua ciudad romana Tritium Magallum (s.I-s.VIII). En el centro del pueblo está la iglesia de San Miguel, del s.XV en gótico tardío, donde se halla el mausoleo de Celedón Pardo y Agüero (médico de Felipe V) y se venera a la virgen de Arcos, patrona del lugar.

De Tricio son el pelotari Augusto Ibañez Sacristán, Titín III (campeón de España en varias ocasiones) y el naturalista Mariano de la Paz Graells, descubridor de la mariposa Graellsia isabelae. Las conservas de pimientos es una de las especialidades locales. Y también los caracoles (sobre el reloj de la iglesia de San Miguel hay un azulejo con este animal), puesto que cada mes de agosto se celebra aquí una tradicional carrera de caracoles arrastrando...¡una lata de pimientos!.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Nájera



Nájera (La Rioja) fue Reino entre los años 918 (conquista del rey pamplonés Sancho Garcés I, que deja el dominio a su hijo García Sánchez) y 1076 (que pasa a Castilla). En el año 1044 es cuando el rey García Sánchez III sale a cazar y, observando como su halcón seguía a una perdiz que se metía en una cueva, encontró la imagen de una virgen. Para celebrar la victoria de Calahorra (arrebatada a la taifa de Zaragoza), decidió construir allí mismo un oratorio. Este rey y su esposa, Estefanía de Foix, ocupan un lugar de honor en el mausoleo del actual Monasterio de Santa María la Real de Nájera. La iglesia data de 1516 y el claustro (foto), también es de ese siglo. El sepulcro de Doña Blanca de Navarra (madre de Alfonso VIII) es una joya de la escultura románica (s.XII).

También en Nájera destacan el monasterio de Santa Elena (hoy convento de clarisas, s.XVI), la iglesia de la Santa Cruz (edificio s.XVII), el alcázar (excavaciones en las que se han encontrado mosaicos, a los pies del castillo musulmán) y las cuevas talladas en las montañas. El Museo Najerillense ofrece objetos de arqueología y etnografía en lo que antes fue palacio del abad, botica y cárcel.

En el restaurante Olimpo probamos un menú de 15 euros en el que había: menestra de verduras naturales rebozadas, bacalao a la riojana y pera confitada al vino tinto, todo ello acompañado de botella de rioja de la casa Valentín Pascual, de Cenicero. Por Nájera, que tiene 8.144 habitantes,  pasa el Camino de Santiago.

lunes, 14 de agosto de 2017

Monasterio de Valvanera


A dos mil metros de altura, en el Pico de San Lorenzo y rodeado de inmensos bosques se encuentra el Monasterio de Valvanera, donde se venera la talla románica de la Virgen de Valvanera, patrona de La Rioja. Parece ser que es una réplica de la que encontró a finales del s.IX el ladrón arrepentido Nuño Oñez, que dio con ella en el interior del tronco de un roble, donde había un enjambre de abejas. Luego en el s.X hubo allí una iglesia visigótica, después románica y lo que ahora vemos es una restauración de lo que se edificó en el s.XVII. El río Valvanera, que desemboca en el Najerilla, da frescor a esta masa de robles y hayas que crean un ambiente de serenidad y sosiego.

En la Hospedería del Monasterio cenamos un menú a elegir de 10 euros que en este caso consistía en:
alcachofas, calamares y natillas, junto con una botella de vino de la casa rioja Martínez Alesanco, de Badarán. No nos fuimos de Valvanera sin comprar su famoso licor digestivo, elaborado con 12 misteriosas hierbas de la zona de la Sierra de la Demanda (entre ellas manzanilla, enebro, menta, hierba luisa, cardamomo, clavo y nuez moscada). Monjes benedictinos hacen misas con cantos gregorianos.

domingo, 13 de agosto de 2017

Anguiano


Anguiano (La Rioja) se divide en tres barrios: Las Eras, Mediavilla y Las Cuevas. El primero es donde se encontraban los antiguos pajares del pueblo y ya está unido al segundo, que es el núcleo principal del pueblo. Aquí está la iglesia de San Andrés, del s.XVI, rodeada de numerosos palacetes y cuestas. Para llegar al tercer barrio hay que atravesar el puente de la Madre de Dios (foto), del s.XVIII, que salva el tajo que crea el curso del río Najerilla. En este lado está la iglesia de San Pedro, también del XVI.

Del s.XVIII es su tradicional Danza de los Zancos, donde ocho mozos se calzan estos útiles de madera de haya y, acompañando a la procesión de María Magdalena, dan vueltas por las empinadas calles de Anguiano, vestidos con coloridos trajes. La población es de 537 habitantes. Cerca de aquí se encuentra el Monasterio de Valvanera, donde se venera la imagen de la patrona de La Rioja.

En el restaurante Valvenados degustamos un exquisito menú de 15 euros consistente en: menestra, carrillera de ternera y flan de higos, con botella de vino de la casa rioja Señorío del Esperal, de Lapuebla de Labarca, Älava. En Anguiano son famosas sus alubias rojas (caparrones).

sábado, 12 de agosto de 2017

Bodegas David Moreno


No puedes estar en La Rioja y no visitar una bodega. A nosotros se nos aparecieron en el camino las Bodegas David Moreno en el pueblo de Badarán y no nos lo pensamos dos veces. Entramos para conocer la historia de David, que en 1981 y con 33 años, después de haber trabajado en Barcelona como ingeniero en la Seat, regresó a su pueblo para poner en práctica todos los conocimientos que le habían ido transmitiendo su abuelo y su padre. Compró sus primeros kilos de uvas, su primera bodega y empezó a elaborar vinos jóvenes. Fue en 1988 cuando construyó la actual bodega: varios calados y cuevas abiertos año a año donde se elaboran y almacenan en barricas sus variedades: David Moreno tinto joven, crianza, reserva, blanco, rosado... También tienen un estupendo vino de autor, Vobiscum (90 % tempranillo y 10% garnacha), con cepas de más de 80 años. Al entrar nos pusieron un espléndido vídeo contando la experiencia de este apasionado emprendedor y luego paseamos libremente entre las barricas de roble francés y americano.

Después de la visita (gratuita) y con las consumiciones de los vinos que solicitamos, nos obsequiaron con un fantástico plato de chorizo y pan, que posiblemente fue el mejor recuerdo que nos trajimos de allí (además de las botellas que compramos, claro).

viernes, 11 de agosto de 2017

Monasterio de Cañas


El Monasterio de Cañas (La Rioja) tiene su origen en el año 1170 cuando el Conde López Díaz de Haro y su mujer doña Aldonza donaban a la comunidad de monjas del monasterio de Hayuela las villas de Cañas y Canillas para fundar una abadía. La hija de los condes, doña Urraca, fue la que construyó la obra en el s.XIII. Su cuerpo está en un sepulcro de la sala capitular en una bella recreación escultórica de su vida y milagros (la nombraron beata), trabajo de Ruy Martínez de Bureba. El retablo mayor es del s.XVI (de Andrés de Melgar y Guillen de Holanda) y fue mandado construir por la abadesa Leonor de Osorio y en los siglos posteriores se construyó el claustro y otras dependencias conventuales.

En la cilla (almacén y bodega antiguos) hay ahora un interesante museo con fondos de la abadía. Entre los curiosos objetos que se muestran, las Herraduras del caballo de Santiago Matamoros. Actualmente el monasterio lo habitan 9 monjas (cistercienses).

jueves, 10 de agosto de 2017

La ruta de las aldeas


Desde Ezcaray (La Rioja) hay una curiosa excursión a lo largo del valle del río Oja y sus afluentes, en la que se visitan hasta 9 aldeas (con una población que va de los 10 a los 20 habitantes, aunque 2 de ellas están despobladas) y que están muy bien rehabilitadas, con hoteles rurales para quedarse en medio de un paisaje fascinante. Nosotros visitamos 4: Zaldierna, Azárrulla, Posadas y Turza (foto).

Zaldierna tiene hasta 4 casas donde hospedarse y una espléndida iglesia (la de San Sebastián, reconstruída en el s.XIX) con un curioso puente para llegar a ella y que cruza el río Zambullón. Azárrulla fue zona de minería, había mucho carbón mineral allá por el s.XV y hoy día queda un curioso testimonio en forma de hotel y restaurante, La Antigua Ferrería, donde probamos unos pinchos de morcilla y chorizo acompañados de un vino cosechero. Aquí florecieron  en el s.XIX unos altos hornos donde se trabajaba con el hierro para hacer elementos de forja. En el centro del pueblo, la iglesia de Las Candelas. Posadas, justo al borde del río Oja, es citada allá por el  1037 como Posatas, lugar de refugio de pastores trashumantes. Finalmente, para llegar a Turza hay que dejar el coche y caminar kilómetro y medio entre un hayedo para descubrir un caserío con casas rojizas entre las que aún se mantienen en pie los muros de la iglesia de Santa Elena. El grupo folklórico Contradanza y el párroco Padre Castillo, tienen un recuerdo en los idílicos rincones de Turza.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Valgañón


En el valle del Cilora, rodeado de prados y cumbres, se esconde Valgañón, municipio riojano de 137 habitantes, lindando casi con la provincia de Burgos. Fue próspero en el s.XVII, con sus fábricas de paños y tintes y tiene dos importantes patrimonios artísticos: la iglesia de las Tres Fuentes, románica del s.XIII aunque con reformas en el XVII (sacristía) y XVIII (capillas laterales), donde destaca su ábside con ventanales de arco trilobulado que descansa sobre columnas con capiteles con motivos zoomórficos (foto) y la iglesia de San Andrés, barroca del s.XVIII (con amplio pórtico y espadaña de tres huecos).

En Valgañón hay un acebal muy interesante: 10 hectáreas de arbolillos de corteza lisa y verdosa en un enrorno natural de agradable paseo. En Valgañón destaca la Casa Grande, edificio solariego blasonado con fachada de piedra de sillería que ha sido teatro, tienda y cuadras.

martes, 8 de agosto de 2017

Zorraquín


En 1312 Fernando IV otorga un Fuero a cuatro villas del valle del Oja, una de ellas es Zorraquín (La Rioja). Es pueblo ganadero, con una arquitectura popular a base de mampostería y entramado de madera. Su iglesia parroquial de San Esteban es originaria del s.XII, cabecera del XVI y torre del XVII. La portada tiene dos arquivoltas planas de medio punto, la interior se apoya en dos columnas. Una tiene un capitel con una gran cabeza y, la otra, una escena del martirio de San Esteban (foto), con un personaje que recoge del regazo de otro piedras que lanza. La puerta conserva herrajes románicos del s.XIII, algo muy poco habitual de las iglesias rurales.

Por Zorraquín pasa el río Ciloria, afluente del Oja. 90 habitantes tiene el pueblo, con unas hermosas huertas donde cultivan judías y pimientos. Hay frontón y polideportivo, además de dos restaurantes. Zorraquín está a tan solo 2 kilómetros de Ezcaray.

lunes, 7 de agosto de 2017

Ezcaray


Ezcaray es uno de los pueblos más turísticos de La Rioja, arropado como está por las suaves cumbres de la Sierra de la Demanda. Su arquitectura popular entremezclada con casas solariegas, el recuerdo de su próspera industria textil  y la cercanía de la estación de esquí de Valdezcaray confieren al lugar una personalidad indudablemente atractiva. Restaurantes, bares, un festival de jazz, aldeas con encanto muy cerca y multitud de rutas de senderismo animan a disfrutar de la calma y la simpatía de esta población de 2.069 habitantes.

Dos joyas religiosas destacan: la iglesia de Santa María la Mayor (edificada en sillería rojiza, data del s.XII y tiene una balconada de madera en su fachada; es románica y gótica, con un bello retablo en el altar mayor) y la ermita de Ntra. Sra. de Allende (la patrona de Ezcaray). Palacios del s.XVIII van apareciendo en el paseo por sus típicas calles con dos plazoletas muy animadas, la del Quiosco y la de la Verdura. Hay dos visitas imprescindibles: Mantas Ezcaray fabrica tejidos con lana de cabra desde 1930 y Embutidos Pisón tiene unos imprescindibles chorizos artesanos.

En El Refugio comimos un menú de 12 euros consistente en: garbanzos con calamares, cordero guisado y cuajada, acompañado de botella de vino de la casa (Herencia de la Villa, Laguardia, Álava).

jueves, 3 de agosto de 2017

Ojacastro


Ojacastro (La Rioja) es un pintoresco pueblo de montaña cuya historia se remonta a la edad de piedra y pasa por la época romana. En el s.XIV Fernando IV de Castilla le concede fuero (a la vez que a las otras tres villas del valle del Oja: Ezcaray, Zorraquín y Valgañón con la finalidad de repoblarlo). Destaca la plaza mayor con picota (foto) que no es otra cosa que el antiguo rollo de justicia y la iglesia de San Juan y Santa Basilisa (s.XVI), con una interesante puerta plateresca de madera labrada y una ventana de la antigua construcción románica (decorada con hojas de acanto).

Por aquí pasa el río Oja, que da a los pueblos que la surcan toda la riqueza de sus aguas, para beneficio de la ganadería y las huertas. Ojacastro tiene 168 habitantes y en sus calles se observan casas de arquitectura popular con fachadas y puertas pintadas en vivos colores.

martes, 1 de agosto de 2017

Parada en el camino


En el pórtico sur de la catedral de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja) se encuentran las estatuas de tres santos. En el centro, Santo Domingo; a la izquierda, San Emeterio; y a la derecha, San Celedonio. Domingo García, que vivió en el s.XI fundó la ciudad, construyó un puente para atravesar el río Oja, además de un hospital y un albergue de peregrinos, para hacer más cómodo el Camino de Santiago a su paso por esta zona. La catedral se comenzó a construir un siglo después (para albergar la tumbra de Santo Domingo). Emetrio y Celedonio fueron dos hermanos riojanos mártires de Diocleciano en el año 298, a quienes les fue cortada la cabeza a las afueras de Calahorra por dejar las costrumbres romanas y pasarse al cristianismo. Sus reliquias están en Santander desde tiempos medievales.

Santo Domingo de la Calzada tiene 6.369 habitantes y dos paradores de turismo. Nosotros paramos en el Espolón a tomar un café en el restaurante Gran Ferretería: en la puerta del lavabo de los chicos tenían como símbolo una enorme tornillo, y en el de las chicas, una gran tuerca.