Barcelona

Barcelona

jueves, 1 de junio de 2017

Torre y capitel


A principios del s.XII (cuando Alfonso I el Batallador de Aragón conquistó Soria) ya existía una iglesia donde ahora se encuentra la concatedral de San Pedro. A mediados de ese siglo se construyó allí un gran templo románico con un fascinante claustro (colegiata de agustinos), que se derrumbaría en el s.XVI (se cree que porque un canónigo quiso construir una capilla y aunque el cantero dijo que era peligroso quitar un pilar, no le hicieron caso y se cayó toda la iglesia). De la época románica solo quedan restos en el brazo sur del transepto y tres de las pandas del claustro (la cuarta se eliminó para que la iglesia renacentista fuese más ancha). Es un claustro de columnas dobles apoyadas en podium. Motivos vegetales, animales fantásticos y reales y escenas de lucha o caza adornan los capiteles. La torre, del s.XVI, es de sillería, de tres cuerpos y rematada con balaustrada de flameros. La construyó Juan Ocampo y tiene siete campanas (su campanillo es del s.XIV).

En la capilla de Ntra. Sra. del Azogue hay una inscripción que dice: "En el año de 1577 se acabó de reedificar esta iglesia en el día de San Pedro de la Cátedra. Habiendo más de ochocientos años que era iglesia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario