San Juan de Baños

San Juan de Baños

miércoles, 21 de marzo de 2012

Arévalo



Para ver edificios mudéjares en Castilla, tienes que ir a Arévalo (a 50 km. de Ávila). Lugar donde convocó Cortes el rey Enrique IV, vivió la niña Isabel la Católica y asentó corte su hermano, el fallido monarca infante Alfonso. Aquí también se firmó el tratado de Tordesillas (el 7 de junio de 1494, por el que España y Portugal se reparten el nuevo mundo). Tres hermosas plazas son el centro neurálgico de la villa: la del Arrabal (donde se encuentra la iglesia de Santo Domingo de Silos, cabecera mudéjar s.XII, fachada s.XVI, en su interior está la Virgen de las Angustias), la del Real (a la que se accede por el Arco de Alcocer y donde está el ayuntamiento) y la de la Villa (con la iglesia de Santa María del s.XII, la de San Martín -del mismo siglo, con sus dos torres, la de los Ajedreces y la Nueva- y las 31 columnas de piedra y 25 de madera que enmarcan los soportales de una de las más hermosas plazas castellanas que te puedes encontrar). En Arévalo hay un castillo, las partes más antiguas de lo que se ve data del s.XIV y tiene una imponente Torre del Homenaje. Ha sido cárcel, silo y, ahora, museo de cereales. Un agradable paseo desde el castillo rodeando la villa te lleva hasta el puente de Medina (s.XIV) que atraviesa el río Arevalillo, y por donde se entraba a la población atravesando el arco de Medina (s.XVIII). Para comer bien en Arévalo hay que ir al Restaurante Siboney (Figones, 4), donde te sirven un delicioso cochinillo asado y en los postres leche frita, en un curioso ambiente de antigüedades como proclama la fachada de ambiente colonial en la que está situado.

2 comentarios:

  1. No he estado en Siboney (creo) pero recuerdo unas estupendas patatas revolconas en una tasca que servía comidas.

    ResponderEliminar
  2. Hace mucho, pero mucho tiempo que no voy por tierras de Ávila

    ResponderEliminar