Barcelona

Barcelona

lunes, 23 de abril de 2012

Monasterio de Veruela



Situado a 13 kilómetros de Tarazona, el Monasterio de Veruela se encuentra en un valle a las faldas del Moncayo. Se trata de un cenobio cisterciense del s.XII que proclama tanto la austeridad de la orden benedictina como la influencia agrícola en zonas normalmente despobladas. Las obras de la iglesia del monasterio se dilataron hasta dos siglos después; tiene tres naves cubiertas con crucería gótica y cabecera con girola y cinco absidiolos (tradición románica). El claustro, gótico del s.XIV, es el centro del monasterio y da acceso a las distintas dependencias (cocina, refectorio, sala de los monjes, locutorio, sala capitular). Los capiteles de las columnas tienen esculpidos motivos vegetales: hiedra, higuera, roble y vid. La desamortización de Mendizábal de 1835 hizo que los monjes se fueran y se convirtiese desde entonces en refugio de artistas románticos: aquí vivieron durante unos meses los hermanos Bécquer (el poeta y el pintor). Actualmente el monasterio depende de la Diputación de Zaragoza que sigue restaurándolo. Allí mismo se encuentra el Museo del Vino Campo de Borja, un recorrido audiovisual por la historia de los vinos de la zona. Y justo al lado, el restaurante El Molino de Berola, donde se pueden degustar unas pochas con pisto, una carrillera de ternera, una selección de postres y un vino de la casa (Coto de Hayas tempranillo cabernet) por 25 euros. Al salir, respirar el aire del Moncayo te revitaliza para una buena temporada.

2 comentarios: