Barcelona

Barcelona

jueves, 24 de julio de 2014

Iglesia de San Francisco


Una de las iglesias más hermosas de Oporto es la de San Francisco. Está situada a mitad de camino de los barrios de la Ribeira y Miragaia. Los franciscanos comenzaron su templo en el s.XIII en estilo gótico y se terminó en el XIV. Tiene tres naves, la central es más alta y recibe luz por un magnífico rosetón y aberturas sobrepuestas a las naves laterales. En su interior brilla el revestimiento de pan de oro realizado en los s.XVII y XVIII. A la entrada hay una escultura de San Francisco de Asis en granito policromado del s.XIII y hacia la mitad a la izquierda la capilla con el retablo del Árbol de Jessé (con doce imágnes de los reyes de Judá). Enfrente de la iglesia se visita la Casa do Despacho (un museo con interesantes piezas religiosas) y las catacumbas, con esa atmósfera misteriosa de los lugares cargados de energía.

Cerca están el Mercado Ferreira Borges (de estructura metálica, ahora centro cultural) y la Casa do Infante, palacio de 1325 donde nació el famoso Enrique el Navegante, que tanta importancia tuvo en la época portuguesa de los descubrimientos. Y a un paso, el río Duero, con sus famosas tabernas donde tomar unas deliciosas sardinas con una botella de vino blanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario