Barcelona

Barcelona

domingo, 9 de noviembre de 2014

Molinos



El barranco de San Nicolás, con su impresionante salto de agua, da personalidad única a Molinos (Teruel). La naturaleza se integra en la vida cotidiana de la población. En un alto tienen una alcazaba (o también llamado castillo calatravo) del s.IX y un torreón de defensa del s.XII. Al lado de ello, una torre campanario del s.XIX (foto), separada de la iglesia de Ntra. Sra. de las Nieves del s.XV, con dos portadas en estilo gótico flamígero (una da a la plaza y otra al ayuntamiento). Su interior es una nave única separada en tres tramos. Unos oportunos óculos iluminan el interior. Cerca está la Casa del Concejo, del s.XVI.

Pero lo más interesante de Molinos, fuera ya del casco urbano, está en las Grutas de Cristal, un fenómeno natural descubierto en 1961 en las entrañas de la tierra que se compone de una serie de estalactitas, estalagmitas y estalactitas excéntricas (de crecimiento vertical), constituyendo un paisaje de formas y colores verdaderamente mágico. Paredes, techos y suelos son el marco de unas formaciones artísticas muy singulares.              

3 comentarios:

  1. Todo suena a fantástico en estas tierras. Ahora unas grutas de cristal de "estalacticas" excéntricas... Se te está pegando el acento maño.

    ResponderEliminar
  2. Otro sitio del que tomo nota para ir en cuanto tenga ocasión. Gracias por descubrirnos lo bello que es éste país.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bueno!

    Aunque echo de menos tu pincelada gastronómica...

    ResponderEliminar