San Juan de Baños

San Juan de Baños

jueves, 4 de junio de 2015

Colegiata de San Isidoro


La colegiata de San Isidoro (León) es un templo románico construído en el s.XI (aunque de esta época solo se conserva el Panteón Real) que se modificó en siglos sucesivos. Tiene dos pórticos: el del Perdón (con tres arcos, cegados dos, sobre una cornisa ajedrezada) y el del Cordero (por el animal místico que aparece bajo su arco). La iglesia tiene tres naves y planta de cruz latina, el ábside central es del s.XVI y sustituyó al románico, la capilla mayor es gótica y guarda en una urna de plata los restos del obispo San Isidoro de Sevilla. El retablo es del s.XVI y consta de 24 tablas de pintura. En el museo se puede contemplar el cáliz de doña Urraca (s.XI) y, en el claustro, el gallo veleta original del que no se sabe muy bien su procedencia (parece que de Oriente) ni la época (hay teorías que lo fechan en el s.VI). Ahora lo que hay en la torre (de planta cuadrada, pegada a la muralla romana y con misión defensiva en origen) es una réplica.

Pero lo más impresionante de San Isidoro son las pinturas románicas (s.XII) del Panteón (donde están enterrados reyes y nobles) que representan escenas del Nuevo Testamento, un Cristo en Majestad y un calendario con las actividades agrícolas de cada mes. Los reyes Fernando I y Sancha fueron los responsables de la creación del Panteón, tarea que continuó su hija Urraca.

4 comentarios:

  1. El Panteón de Reyes de la Colegiata es realmente impresionante. Puedes pasarte horas mirando las pinturas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. El Panteón de Reyes de la Colegiata es realmente impresionante. Puedes pasarte horas mirando las pinturas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Si el exterior tiene poco de atractivo (un bloque compacto con entrantes y salientes de épocas posteriores), el interior asombra y el panteón maravilla. Lo llaman la Capilla Sixtina del románico y así debe ser porque no hay ejemplo más perfecto y mejor conservado, a excepción hecha de algunos frescos trasladados en el siglo pasado al Museo del Prado o al Museo Nacional de Arte de Cataluña. Prefiero no descontextualizarlos.
    Un saludo

    ResponderEliminar