Barcelona

Barcelona

martes, 3 de mayo de 2016

El Juglar del Cid


El Cantar del Mío Cid es una de las obras maestras de la literatura española, escrita por un autor anónimo en el s.XII, que trata sobre la recuperación de la honra perdida del héroe de la Reconquista conocido como el Cid Campeador. No se sabe quién lo escribió, pero el filólogo Menéndez Pidal  propuso dos posibles autores de la zonas de San Esteban de Gormaz y Medinaceli (Soria). Otros investigadores un siglo después (como el catedrático burgalés Timoteo Riaño) lanzan un nombre más concreto: se trata de Per Abbat, quien lo escribió (o copió) en el año 1207.

Abbat fue canónigo de Osma (Soria), clérigo en Fresno de Caracena (Soria) y oriundo de Gumiel de Izán (Burgos). El lenguaje jurídico del Cantar indicaría que la persona que lo compuso conocía terminología de leyes y, también, poblaciones de la zona por donde pasan las aventuras del Cid: el Cantar del destierro (de Burgos a Levante), el Cantar de las Bodas (en Valencia, cuando se casan las hijas del Cid con los Infantes de Carrión) y el Cantar de la Afrenta de Corpes (cuando éstas sufren el ultraje por sus maridos en un bosque de la actual provincia de Guadalajara). En la Biblioteca Nacional se conserva un manuscrito del s.XIV (lo que sería una copia de la copia).

Rodrigo Díaz de Vivar (1048-1099) fue un caballero castellano que conquistó Valencia a los musulmanes (aunque luego Jaime I la tuvo que conquistar otra vez), sirviendo primero a Sancho II de Castilla y, después, a Alfonso VI de León y Castilla. Investigaciones contemporáneas han demostrado que el Cid iba por libre, que era un mercenario que se apuntaba a la causa mejor pagada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario