Barcelona

Barcelona

martes, 28 de junio de 2016

Plaza de la Villa de Gracia


En el año 1897 Gràcia se agrega a Barcelona como un barrio más. Con la urbanización de sus calles aparecieron unas quince plazas que concentran toda la vida lúdica y social entre huecos de sol y sombra. La que fuera plaza mayor del antiguo pueblo, ahora se llama -lógicamente- de la Vila de Gràcia, aunque también ha sido conocida hasta 2009 como plaza Rius i Taulet, que fue un importante abogado y político, además de alcalde de Barcelona, principal impulsor de la Exposición de 1888 y de la urbanización de la ciudad. Aquí está ahora la sede del distrito y también es lugar de exhibición de los castellers de la Vila de Gràcia, constituídos como grupo desde 1996. En el centro de la plaza se alza un campanario con reloj, que es uno de los emblemas del barrio. En 1870 Antonio Rovira i Trias, arquitecto municipal, levanta esta obra civil frente a lo que entonces era el ayuntamiento ya que las parroquias de la zona no tenían torres altas que destacaran.

La villa de Gràcia tiene su origen en el s.XVII, en los alrededores del convento de Ntra. Sra. de Gracia y San José, en la actual Plaza Lesseps. El restaurante Amélie ofrece sus patatas con chistorra y queso cheddar y actuaciones de bolero y son. El bar Nou Candanchú tiene fama por su ensaladilla rusa y sus croquetas. Las terrazas de éstos y otros más dan a la plaza un aire relajado y distendido.

2 comentarios:

  1. Un paseo que todo visitante con tiempo en Barcelona debe hacer es sin duda caminar Paseo de Gracia arriba desde la plaza Cataluña hasta desembocar en esa otra Barcelona chiquita, que es Gracia, ese pueblo engullido por la gran ciudad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me gustaba ir a trabajar con algunas productoras de Barcelona instaladas en Gracia. Era como estar en una pequeña ciudad donde acababas saludando a la panadera.

    ResponderEliminar