Barcelona

Barcelona

viernes, 28 de octubre de 2011

Kakasd


A mitad de camino entre Keckskemét y Pécs, dos de las ciudades más interesantes de Hungría, hicimos una parada en la pastelería Anna de Kakasd para tomar un café y un trozo de tarta de semillas de amapola. Kakasd es un pequeño pueblo de unos 1700 habitantes pero tiene un ayuntamiento de torres de madera que es una verdadera maravilla. Tiene una de sus entradas en vestíbulo con cúpula que se remata en punta y, también, los cuatro laterales. Sostenida esta construcción con vigas igualmente de madera decoradas exquistamente con motivos vegetales.

Kakasd aparece en la historia en el año 1436, pero durante la ocupación de los turcos el pueblo queda destruído. En el s.XVIII llegan familias alemanas a repoblarla y vivirá su momento de esplendor en el s.XIX cuando lleguen los szekler de Bukovina y construyan lo que hoy es el ayuntamiento que tiene dos torres: la Szekler (foto) y la Swabian (con el reloj). Los szekler son una tribu de origen húngaro que ocuparon las tierras de Transilvania y que desde 1920 pertenece a Rumanía. En el interior todo un pequeño museo de decoraciones populares, dibujos, pinturas y conmemoraciones de la vida local.

2 comentarios:

  1. Este tipo de arquitectura, a parte de fascinarme, siempre me ha parecido de cuento, supongo que la falta de costumbre debe hacer que nos quedemos embobados mirándolos.

    ResponderEliminar
  2. un edificio singular para un pueblo singular.
    me encanta.

    ResponderEliminar