Barcelona

Barcelona

sábado, 1 de agosto de 2015

Tudela


Mezcla de culturas musulmana, judía y cristiana, un paseo por Tudela (Navarra), sorprende por la cantidad de palacios y casas señoriales que te esperan a la vuelta de la esquina, la mayoría renacentistas del s.XVI como el Palacio del Marqués de San Adrián o la Casa del Almirante (foto), de tres plantas con decoración de figuras antropomorfas en alto relieve en su fachada de ladrillo. El trazado de las calles es un poco anárquico, prueba de la existencia de adarves (barrios judío y árabe). La Catedral es del s.XII, de la época de Sancho VI, pero con añadidos a lo largo de los siglos (en su construccción se aprovecharon los cimientos de la antigua mezquita). Tiene tres puertas, la de Santa María, la del Juicio y la de la Virgen, las tres bellamente decoradas. La torre es renacentista del s.XVII y el retablo fue pintado en el XV por Pedro Díaz de Oviedo.

La Plaza de los Fueros es uno de los centros más populares de la ciudad. El Ebro a su paso por Tudela se encuentra con un espectacular puente de 17 arcos. La Torre Monreal se cree que fue una atalaya musulmana, pero hoy vemos lo modificado en forma octogonal en el XIX. El ayuntamiento es un edificio reformado sobre lo edificado en el XV. La iglesia de la Magdalena fue construída en el s.XII sobre un templo mozárabe.

Ir de tapas por Tudela es una experiencia extraordinaria: alcachofa rellena en Strauss Concept, calabacín y espárrago rebozados en Moncayo 2 y acelga envuelta en almendra picada en Aragón fueron las apuestas ganadoras en una jornada muy agradable de recordar.

1 comentario:

  1. Pasé muy brevemente por allí hace muchos años y tu entrada me lo ha recordado. Tiempo de volver a probar esas verduras y frutas que recuerdo espléndidas.

    ResponderEliminar