Barcelona

Barcelona

jueves, 9 de febrero de 2012

El peletero de Sacedón

"Sacedón es un pueblo hermoso y de calles anchas, abiertas. Hay varias casas de tres pisos y varios comercios bien abastecidos. Martín le explica cuáles comercios son clientes suyos y cuáles no. Un pelliquero tiene de muestra, en su puerta, un guarduño disecado, relleno de paja. El pelliquero es un viejo zorro, mañoso y con mucha recámara. Es afable y sonriente, pero no suelta prenda.

-Ahora no es como antes: ahora para malcomer, hay que sudarlas.

Se llama Pío y por mal nombre le dicen tío Gato. Es pequeño de estatura, duro de barba y bisojo de mirar; lleva un duro mandil de correjel y se toca con una boina capona y cochambrosa. Su tienda es pequeña también, y maloliente, destartalada y revuelta. Colgada de la pared duerme la garatura; sobre una mesa descansa la estira de cobre, esperando la flor del cordobán que se ha de comer; por los bordes de unas turmas de toro disecadas asoman sus orejas el descamador, el escalpelo y el debó; las vasijas de la garrobilla y del tanino reposan en un rincón.

-¿Se trabaja mucho?

-Nada, no haga usted caso, casi no se puede ni ir tirando".

Camilo José Cela, Viaje a la Alcarria, 1946.

Sacedón está al lado del embalse de Entrepeñas y del de Buendía, bajo el que despareció en 1950 el Real Sitio de la Isabela (por la reina Isabel de Braganza, segunda esposa de Fernando VII), que era un balneario al que acudían los reyes y del que proviene la estatua de la Mariblanca que se encuentra en sus calles (una mujer que enseña su pierna izquierda). La iglesia de la Asunción es del s.XVII. Tiene tres naves separadas por columnas toscanas. La portada se encuentra bajo un arco formado por pilastras y tiene una imagen reciente de un Sagrado Corazón. La torre campanario sorprende por su aspecto cuadrado y macizo. Tiene 35 metros y medio de alto y es atribuída a Juan de Ballesteros.

1 comentario:

  1. No dejo de imaginar cómo sería una guía de viajes escrita por ti...

    ResponderEliminar