Barcelona

Barcelona

miércoles, 4 de febrero de 2015

Paseo de Gracia


El Paseo de Gracia de Barcelona empieza en la Plaza de Cataluña y llega hasta la Avenida Diagonal. Zona del llamado Ensanche favorecido por la burguesía, tiene en sus edificios (propias residencias y locales comerciales) todo un catálogo de la mejor arquitectura modernista del mundo. La Casa Milà (a la izquierda de la foto) de Gaudí es una fachada ondulada y con un tejado con chimeneas y torres de ventilación que parecen figuras antropomórficas. Fue construída entre 1906 y 1912 y se le conoce como La Pedrera por sus muros de piedra calcárea. Parece un cuerpo en movimiento por los juegos de luces y sombras que componen las formas de la piedra, las cornisas y los huecos de las ventanas.

Al otro lado está la llamada Manzana de la Discordia, por la controversia de las preferencias de los ciudadanos de las maravillas allí expuestas todas seguidas: La Casa Batlló (de Gaudí), la Casa Amatller (de Puig i Cadafalch), la Casa Mulleras (de Sagnier) y la Casa Lleó Morera (de Domènech i Montaner). La tienda de decoración Vinçon (abierta en 1941) y escaparates del lujo con nombre de Stella McCartney, Valentino, Prada o Louis Vuitton comparten acera con todo esto. Los bancos-farolas que aparecen a lo largo de la calle fueron creados por Pere Falqués en 1906 (al estilo trencadís, técnica de unir trozos de piezas al modo de un mosaico). Todos los bares y restaurantes que te puedas imaginar tienen sitio aquí.

3 comentarios:

  1. Tengo tantos recuerdos de este Paseo. De cuando el Majestic era un hotel asequible, de los tiempos del Drugstore (cuando estaban de moda aquello que llamabamos drugstore), de cuando los turistas eramos una atracción y no una turba, de tanto ir y venir...Ay, Deme.

    ResponderEliminar
  2. Casi todas las grandes ciudades tienen una calle, avenida o paseo donde además de concentrarse las mejores viviendas y fachadas, se concentran los escaparates de las tiendas más exclusivas. El paseo de Gracia es una bonita representación de ello

    ResponderEliminar
  3. Hay que reconocerlo: es una calle con estilo...

    ResponderEliminar