Barcelona

Barcelona

sábado, 12 de diciembre de 2015

Olite


Olite (Navarra) fue ciudad romana, ciudad medieval, residencia real y sede de las Cortes de Navarra. Su Palacio Real fue uno de los más lujosos de Europa y es obra de Carlos III el Noble (1361-1425). La parte vieja es hoy un espléndido parador de turismo, la capilla antigua es una fascinante iglesia gótica (Santa María la Real) en la que sobresale su portada (ahora en restauración), su claustro exterior y su retablo renacentista; finalmente la parte del castillo es un agradable recorrido por estancias, pasadizos y torres.

En Olite también destaca la iglesia de San Pedro, de finales del XII, con portada románica y gran torre gótica. Bajo la plaza de Carlos III se hayan unas galerías subterráneas del s.XIV que están acondicionadas como museo medieval. Palacios, monasterios y conventos aparecen por los rincones una vez que te pateas la ciudad: sorprende mucho el recinto amurallado muy bien conservado, con sus portales y lienzos de murallas. En el restaurante Erri-Berri probamos las pochas de Navarra, unas carrilleras de ternera al vino tinto de Olite y una cuajada, todo acompañado de una deliciosa jarra de sidra natural (16,50 eur.)

1 comentario:

  1. Hace apenas dos meses que estuve en Olite. Por desgracia no comí en el mismo restaurante que tu y no se puede decir que comiera bien. Merece la pena patear la ciudad, rezuma historia.
    Saludos

    ResponderEliminar