Barcelona

Barcelona

miércoles, 22 de agosto de 2012

Wat Phnom


Es la pagoda más antigua de la ciudad y se levanta sobre la cumbre de una pequeña colina. La leyenda cuenta que una mujer llamada Penh depositó en este lugar allá por el s.XIV cinco estatuas de Buda que misteriosamente había encontrado a la orilla del río y así se levantó el primer templo (wat). Por eso la ciudad, Phnom Penh, se llama la colina (Phnom) de la señora Penh, porque fue ahí donde se fundó. Hay una empinada escalinata enmarcada por una balaustrada en forma de serpiente. Remodelado en los siglos posteriores y sobre todo en el XX, en el templo encontramos un Buda dorado rodeado de ofrendas. La leyenda dice que las estatuas originales encontradas por la señora Penh están dentro de una estupa (monumento funerario) situada detrás del templo.
Desde Wat Phnom sale Norodom Boulevard, una espectacular avenida que lleva hasta el Monumento a la Independencia (construído en 1958) y que sigue todavía más adelante. Allí están los hoteles, las embajadas y los ministerios. Es el trayecto ideal para un viaje en cyclo, bicicleta que arrastra un asiento, desde el que se puede contemplar la ciudad. Allí cruza la calle 240 donde se encuentra el restaurante Frizz, lugar en el que puedes tomarte una barbacoa jemer (carne de ternera mojada en huevo y verduras a la plancha) acompañada de una refrescante cerveza Angkor, la más famosa del país (generalmente te la ofrecen junto con un platito de cacahuetes). Luego, en Totó (de nuevo en el boulevard, a la altura de la calle 184) te puedes tomar un helado artesanal llamado Asian Delight (en copa y con cuchara) que tiene coco, arroz y una crema verde que llaman pandan (hierba muy larga). Maravilloso.

1 comentario:

  1. Anda que ir a bañarte al río y encontrarte cinco estatuas de Buda.. bueno, mejor no bromeo que con las religiones no está la cosa para chufla.

    (Ya veo que has hecho un remix de repaso histórico con momento gourmet, jajaj).

    ResponderEliminar