San Juan de Baños

San Juan de Baños

viernes, 25 de enero de 2013

El nevero de San Juan de Duero


Situado al lado del monasterio de San Juan de Duero, en la falda del Monte de las Ánimas, al otro lado de la carretera de Almajano, el nevero es un pozo que se utilizaba para acumular nieve durante el invierno y tenerla disponible en el verano para múltiples usos.
Prensada y convertida en hielo, utilizando incluso capas de paja como aislante del exterior, esta nieve guardada podría usarse con fines medicinales (para calmar fiebres o inflamaciones, como remedio para el cólera) y para fabricar bebidas heladas o conservar los alimentos.
El almacén excavado en la ladera del monte (aprovechando el desnivel del terreno) es de planta cuadrada (con forma redondeada en uno de sus lados), construído en sillarejo y con una profundidad de unos 4 metros. En noviembre de 2010 el Ayuntamiento de Soria lo presenta limpio en su interior, con una barandilla para su observación y un panel informativo. Antiguamente tenía pared y tejadillo (según se aprecia en fotos de la época).
Los neveros solían estar al lado de monasterios ya que los frailes de  los conventos utilizaban este recurso natural como parte de sus terapias y para la fabricación de productos.

3 comentarios:

  1. Hola Deme:
    Un recurso éste del nevero que han utilizado en muchos lugares, me viene a la mente el de Poza de la Sal, o en castillos poco accesibles que servían también para abastecimiento de agua: Petralata, Cerezo de Río Tirón y muchos más.
    Interesante entrada.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Hoy en día, con nuestras modernas neveras, hemos perdido la conciencia de cómo se conseguía el hielo en épocas no tan remotas. Gracias por recordárnoslo.

    ResponderEliminar
  3. O sea, como una fresquera natural.. qué interesante

    ResponderEliminar