Río Duero

Río Duero

miércoles, 20 de febrero de 2013

Calles llenas de tristeza


"Numancia está marcada por un sino tan desdichado, por tan perpetua desgracia, que, siendo tema de sublimidad cierta para poetas, no los ha tenido, y, en cambio, es cebo y bocado de arqueólogos. Arqueólogos sin tasa la miden, palpan y auscultan, como harían unos cuantos cirujanos con un bello cuerpo de mujer, preocupados por su dolencia, pero sin ojos para todo lo que tuvo de hermosa. Lo que tuvo y tiene Numancia de hermosura, y ésta es la importancia de todo, no cuenta. ¡Y qué enorme cantidad de poesía épica contiene, españoles!"

(Juan Antonio Gaya Nuño, El santero de San Saturio)

Para Gaya Nuño los numantinos son esos hombre altos y secos, de palabra breve y aguda, que aún se ven en Renieblas, Castilfrío, Ausejo o Aldealseñor. Se limitaron a defender lo que les estaban quitando, da igual que fuera una fanega de trigo, una borrega o el pueblo donde vivían.
En el año 133 a.C. el senado romano manda al más importante de sus soldados, Escipión, a destruir esta población celtíbera. Tras un cerco de más de un año haciendo la vida insoportable a los numantinos, éstos decidieron sucidarse antes que ser esclavos de Roma.

2 comentarios:

  1. como hoy mismo, tal cual, nos hacen la vida cada vez más insoportable y nos dejan como única opción la resistencia numantina.
    Sí, las calles están llenas de tristeza.
    tb hoy los suicidios se suceden, son ya casi diarios. esto no hay quien lo aguante. hay que pararlo, o que todo estalle... (y que nos estudien arqueólogos futuros).

    ResponderEliminar
  2. A nosotros sólo nos queda mantener una resistencia numantina, pero no se hasta que punto estamos dispuestos a perecer en el intento.

    ResponderEliminar