San Vicente de la Sonsierra

San Vicente de la Sonsierra

martes, 29 de abril de 2014

Setenil de las Bodegas


Durante la reconquista, los cristianos intentaron siete veces arrebatar este hermoso pueblo de Cádiz a los musulmanes, Septen-Nihil, siete veces nada, un lugar en el que la mayoría de las casas tienen por techo la montaña que lo envuelve. De origen romano, Setenil parece un poblado troglodita: es como sin todo el mundo viviera en cuevas. El castillo fue una antigua fortaleza árabe y su iglesia gótica del s.XVI está dedicada a la Encarnación (las dos cosas en lo más alto de la localidad).

Parada de la ruta de los Pueblos Blancos, Setenil de la Bodegas tiene dos calles que son todo un espectáculo: Cuevas de Sol y Cuevas de Sombra. Están llenas de bares y protegidas por la montaña. El río Guadalporcún atraviesa el lugar, con puentecillos y jardines. El Viernes Santo por la mañana desfila la Legión por las empinadas calles de este pecular pueblo andaluz.

2 comentarios:

  1. ¿Y por qué no conozco yo este pueblo? Me encanta la foto y lo que describes.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Estoy volando por tu blog y me encanta la forma que tienes de presentar y describir los pueblos, he empezado en tú última entrada "Mora de Rubielos", entre él, los "Rubielos de Mora" y "Alcalá de la Selva" de los rinconcitos más mágicos de la grande y desconocida Teruel y me he enganchado y de Septen-Nihi no podía pasar de que hiciese el comentario, como dices, un lugar casi troglodita, cuyas fachadas blancas relucen en el interior de la montaña, que la cubre, sabes, de los pueblos blancos de Cádiz, me llamó mucho la atención que en Grazalema sea el sitio donde más llueve de España, ahí, en el sur.
    Gracias por recordarme tan bellos sitios, un saludo.

    ResponderEliminar