Barcelona

Barcelona

viernes, 4 de abril de 2014

Sosteniendo la luz


"Habla mi Duero, escucha el bosquecillo
y celan los tapiales el secreto.
El sol te goza y labra y estás quieto,
como un mendigo al sol, solo y sencillo.

Huerto del sol sin frutos, amarillo,
trenzado otoño de los siglos, prieto;
y casi en llamas porque amor, discreto,
ha injertado un parral en un castillo.

Los arcos en los aires, como el puente,
el acueducto, la alameda, el soto,
sosteniendo la luz o la quimera.

Sosteniendo el palacio evanescente
de mi dulce niñez; claustro remoto
en los jardines de la primavera."

(Dionisio Ridruejo, San Juan del Duero, Sonetos a la piedra, 1943)

Dionisio Ridruejo (El Burgo de Osma, 1912- Madrid, 1975) fue escritor y político. Pasó de ser fundador de la Falange a opositor al régimen franquista formando un partido político democrático. Entre medias, las experiencias en la División Azul, la cárcel y el exilio. En su obra poética Sonetos a la piedra ensalza esa España profunda de monumentos y edificios que engrandecen una patria que, según se lea, puede ser la que ahoga o la que libera.

El soneto dedicado al monasterio románico de San Juan de Duero se encuentra escrito en una escultura de Ricardo González Gil (Soria, 1955) en la paseo de San Prudencio. Se trata de una obra en acero del año 2010 que sirve de marco literario al entorno paisajístico en el que se halla: la ribera del Duero, la de los álamos dorados, entre San Polo y San Saturio.



1 comentario: