San Vicente de la Sonsierra

San Vicente de la Sonsierra

sábado, 17 de enero de 2015

La Roda


Allá por 1960, a Manuel Blanco López, confitero de La Roda (Albacete) se le ocurrió un pastelito que dedicó a su amigo Miguel Ramírez. Nosotros lo probamos en la pastelería  La Moderna. Es una delicia de suave hojaldre relleno de crema pastelera y espolvoreado de azúcar glasé. Es también la mejor embajada de este encantador pueblo manchego, repoblado por el infante Don Juan Manuel y con el título de villa otorgado por las Reyes Católicos.

Nobles familias edificaron bellos palacios que se pueden descubrir en los paseos, todos bajo la sombra de la iglesia de El Salvador (s.XVI), edificada en la "loma del castillejo" con un campanario renacentista (tipo herreriano). Cuando visitamos en Navidad su interior descubrimos un espectacular belén maravillosamente diseñado. Desde la iglesia desciende una calle que va a dar a la Casa de los Alcañabate (foto), cuya fecha de ejecución es 1627. Se da la circunstancia de que este palacio estaba situado enfrente y, demolido en 1960 (cuando nacieron los miguelitos), fue reconstruído tal cual en 1995.

Parada y fonda en el Hotel Restaurante Juanito: una deliciosa carrillada de cerdo y una sopa de yogur.


2 comentarios:

  1. Preciosa la foto que has sacado. He estado en varias ocasiones pero, siempre de "pasada" por lo que puedo afirmar que en realidad no conozco la villa.Eso si, siempre nos llevamos nuestra caja de miguelitos ! que buenos!.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. El gran Constantino Romero, que era de La Roda, fué un gran impulsor de los miguelitos. También ayudó el paso de la carretera nacional por el medio del pueblo que estaba lleno de tiendas y bares que los ofrecían. Desde que se desvió el tráfico, no he vuelto a pasar por la Roda. lugar donde paré mil veces y que nunca visité. Si que he seguido comiendo miguelitos.

    ResponderEliminar