Barcelona

Barcelona

lunes, 3 de octubre de 2016

Guarda


Esta maravilla de catedral gótica fue la carta de presentación de nuestro estupendo viaje de 13 días por Portugal. La ciudad de Guarda fue fundada por Sancho I en el año 1199. Él mandó construir la catedral románica de entonces, pero ya no queda nada. Sobre ella se construyó en el s.XIV la que ahora vemos y como quiera que duró su edificación hasta el s.XVI, también se observan influencias manuelinas. Su altar de piedra de Ança fue construído por Joao de Ruao en el XVI y es una joya del renacimiento. En Guarda también se puede pasear por su judería y por las puertas de su muralla, como la de la Estrella o la del Rey. Se mantienen en pie la Torre de los Herreros y la del Homenaje, desde donde se aprecian unas maravillosas vistas de la ciudad. También nos gustaron mucho las iglesias de San Vicente y de la Misericordia, así como el Museo de Guarda (escultura arqueológica, imágenes religiosas y arte contemporáneo). La plaza Luis de Camoes (a las puertas de la catedral) es una espléndida esplanada con solares barrocos con galerías.

En el restaurante Belo Horizonte tenían cabrito lechal guisado acompañado de vino de Beira Interior. Y en Guido´s, su encantadora anfitriona Ludovina nos preparó una riquísima ensalada y nos ofreció una copa de licor de ginjinha (cereza amarga de Óvidos). Guarda es la ciudad más alta de Portugal, su agradable airecillo sano corre por entre las calles medievales de granito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario