Barcelona

Barcelona

domingo, 25 de octubre de 2015

Templo del Diente de Buda


Cuenta la leyenda que alguien rescató un diente de Buda en la pira funeraria cuando el Maestro murió en la India en el año 483 a.C. En el s.IV, la reliquia pasó oculta en los cabellos de una princesa a Sri Lanka. Tras ser custodiada en las distintas capitales históricas, finalmente llegó a Kandy, donde ahora la guardan en una urna de oro en forma de pequeña dagoba en un templo de muros blancos y tejado de pizarra.

Es un edificio del s.XVIII, con añadidos en siglos siguientes, como el maravilloso salón de audiencias, con columnas talladas en madera que sostienen el techo. También es muy interesante la biblioteca, la estructura octogonal (foto) edificada por el rey Rajasinha para guardar su colección de manuscritos en hojas de palma. Varias veces al día abren la dependencia donde está la urna del diente y los peregrinos se agolpan para mostrar sus creencias. Una vez al año, la reliquia la sacan en procesión (a lomos de un elefante) en un colorido festival con bailarines y músicos.

Kandy fue el último reino cingalés que se resistió a los colonizadores europeos (en 1815), por lo que es un lugar con simbolismo patriótico y espiritual.

1 comentario:

  1. Pasear un diente en un elefante... Están procesionando por encima de sus posibilidades.

    ResponderEliminar