San Juan de Baños

San Juan de Baños

martes, 14 de mayo de 2013

Almazán


La villa de Almazán (Soria) fue un importantísima ciudad en la Edad Media. Punto estratégico desde siempre entre Aragón y Castilla, fue repoblada principios del s.XII por Alfonso I el Batallador (aragonés) para pasar en 1134 a manos castellanas. En el año 1158, Sancho III crea aquí la Orden de Calatrava (orden militar y religiosa por la que se procede a defender la ciudad de Calatrava y que fue ofrecida a quienes se prestaron a ello: el abad Raimundo de Fitero y el monje Diego Velázquez).

10 parroquias, 9 ermitas, 2 hospitales y 4 monasterios certifican la importancia de Almazán en tiempos medievales. En el año 1375 se firma aquí la paz entre Pedro IV el Ceremonioso (aragonés) y Enrique II (castellano). Juan Hurtado de Mendoza, mayordomo del rey Enrique III recibiría la ciudad en pago a su lealtad. En el año 1469, siendo Fernando infante de Aragón, pasa por aquí disfrazado de mozo de mulas ya que los Mendoza trataban de impedir su matrimonio con Isabel de Castilla. Unos años después, es recibido por la familia Mendoza con todos los honores una vez nombrado rey.

De la muralla medieval conserva Almazán 3 puertas: la de Herreros, la del Mercado (foto) y la Puerta de la Villa, además de dos postiguillos. El imponente palacio de los Hurtado de Mendoza preside la plaza mayor. Aquí nació Diego Lainez, jesuíta, compañero y sucesor de Ignacio de Loyola, y aquí murió Tirso de Molina, el autor de Don Gil de las calzas verdes, monje de la Orden de la Merced, que residía en esos momentos en el convento situado entonces a las afueras de la villa.

De Almazán no puedes irte sin probar los torreznos que sirven en la barra del Restaurante Mateos y comprar unas pastas del Zarrón (de canela o de coco) en la Confitería Almarza (desde 1820).

3 comentarios:

  1. ¿Qué malos los Mendoza! Me acuerdo perfectamente de ese capítulo. Estoy deseando ver las nuevas entregas de ISABEL.

    ResponderEliminar
  2. 10 parroquias, 9 ermitas, 4 monasterios, frente a 2 hospitales.
    pareciera que regresáramos de nuevo a la Edad Media.

    ResponderEliminar