Barcelona

Barcelona

domingo, 19 de mayo de 2013

Un palacio y un convento


Iglesias, casonas y palacios van exponiéndose en un pequeño recorrido entre la Plaza Mayor y el Convento de las Monjas Clarisas, cuyo torreón llamado Rollo de las Monjas se asoma majestuosamente hacia la ribera del Duero. Este convento está cerrado, pero estupendamente rehabilitado (como propiedad particular que es) para la celebración de bodas y eventos. Tiene un bello patio de recepción, un patio de claustro, un jardín y una iglesia perfectamente adaptada para dar conferencias y conciertos.
La calle Palacio y la calle de las Monjas tienen algunas casas con un cierto aire señorial (casa de los Martínez de Azagra, casa Las Tabacas). La iglesia de San Pedro, la iglesia de Santa María de Calatañazor, la iglesia de Ntra.Sra. de Campanario, el Aula de Cultura San Vicente... Son muestras de ese sabor medieval íntimamente ligado al cristianismo.
El Palacio de los Hurtado de Mendoza da un aire gótico-renacentista a la plaza. La parte más antigua del palacio es la que da al río, construída en 1496 por don Pedro González de Mendoza y Luna y tiene dos alturas y una entrada que hoy día es ventana. Hay una galería de once arcos rebajados sobre capiteles de estilo gótico-isabelino. La ampliación de la fachada renacentista que da a plena plaza mayor fue construída en 1565 por Francisco Hurtado de Mendoza y Chacón y tiene seis ventanas y seis balcones, además de dos torreones que no se llegaron a finalizar. En la puerta, un frontón curvo con el escudo de los Mendoza, cuya corona es sujetada por dos figuras femeninas. Dentro hay un patio con arcadas de ladrillo. Está cerrado, pero tienen previsto abrir ciertas salas para exposiciones de arte, concretamente enseñar como se merece la tabla conocida como "Tríptico de Almazán", del pintor flamenco Hans Memling (S.XV) y que representan a figuras relacionadas con la devoción franciscana recordando la presencia de los Reyes Católicos en Almazán.

1 comentario:

  1. Creo que debería irme de viaje y ver todas aquellas cosas que quiero.

    ResponderEliminar