Barcelona

Barcelona

miércoles, 28 de agosto de 2013

Ribeira Sacra


Y, finalmente, la Ribeira Sacra. Una serie de cenobios situados en el último tramo el río Sil, ya citados en el s.XII por la reina Doña Teresa de Portugal como Rivoira Sacrata y que componen un paisaje de vida eremítica en un lugar aislado y apropiado para la meditación. Comunidades con sus reglas en edificios románicos al lado de pendientes rocosas en bosques de castaños y viñedos en escalera. Nosotros visitamos tres: el monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil (con orígenes en el s.VI, tres claustros de distintas épocas, hoy parador de turismo, y un bello frontal pétreo de 1200 con Cristo y los apóstoles en la iglesia), Santa Cristina de Ribas de Sil (foto, con vida desde el s.X, con iglesia de una sola nave, crucero y ábside y dos galerías en el claustro desde donde se accede a las dependencias monásticas) y Xunqueria de Espadanedo (fundado en 1170, templo de tres naves, claustro del s.XVI y dependencias habilitadas como actual ayuntamiento). Un paseo en catamarán por el cañón del río Sil y una caminata por la Pasarela de la Luz sobre el río Mao, nos sirvió para acopiarnos de bellas imágenes. En Parada de Sil se puede comer estupendamente en O Galiñeiro. Y, una vez llegados a Fondo de Vila, caminar por un maravilloso bosque hasta los Balcones de Madrid, que era donde se despedía a los que tomaban los barcos camino de una vida mejor.

Al otro lado del Sil, la provincia de Lugo, lugar donde inciamos este recorrido de 13 días por algunos de los lugares emblemáticos de Galicia. En el regreso, el recuento de experiencias nos hizo ver, como ya intuíamos, que nos habíamos dejado por ver un montón de sitios. Así que tenemos que volver de nuevo.

2 comentarios:

  1. Deme, ya veo que aprovechaste de maravilla el viaje a Galicia, como un moderno Padre Sarmiento. Como ya te dije, creo que anduvimos a la vez por numerosos de estos increíbles lugares. Quizás en alguna ocasión futura nos encontremos por esos caminos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. seguro que faltan un montón de sitios, pero muchos los lugares que nos has ido descubriendo parecen fascinantes.
    siempre que he querido ir a Galicia, no he llegado nunca, me he entretenido demasiao' en Asturias...

    un abrazo.

    ResponderEliminar